About these ads

Desayunar reduce el riesgo de obesidad y diabetes

 El desayuno es uno de las comidas mas importantes y no debemos saltarlo nunca. No desayunar aumenta el riesgo a padecer obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Las últimas investigaciones afirman que los adolescentes que no toman un buen desayuno tienen más riesgo de ser obesos y sufrir diabetes en la edad adulta.
Según un grupo de investigadores de la Universidad de Umea (Suecia), los jóvenes que reconocían saltarse esta comida del día o aquellos cuyo desayuno estaba constituido en dos terceras partes por dulces eran más propensos a desarrollar un conjunto de factores de riesgo asociados a la enfermedad cardíaca y a la diabetes al alcanzar los 40.
“Quienes aprenden a tomar alimentos saludables en el desayuno, también lo hacen en el resto de las comidas del día.
 Según cuenta Maria Wennberg, una de las autoras del estudio, publicado en Public Health Nutrition.
“Los niños que se saltan esta comida “experimentan ‘oleadas’ de hambre después y lo que hacen es comer en exceso a deshoras”

Señala David Ludwig, un pediatra especializado en nutrición e investigador de la Escuela de Harvard en Boston.

 

Wennberg y su equipo revisaron datos de 889 personas en Lulea, Suecia. En 1981, cuando tenían 16 años, los participantes completaron cuestionarios sobre lo que ingerían en el desayuno.
Más tarde, en 2008, es decir, cuando ya tenían 43 años, los investigadores les examinaron e hicieron un historial clínico de cada uno, observando los casos de diabetes, enfermedad cardíaca, posibles eventos cerebrovasculares.
Al final, encontraron que el 27% tenía signos de síndrome metabólico. Se trata de una combinación de algunos de los factores de riesgo cardiovascular más importantes, como la hipertensión, la obesidad abdominal, la resistencia a la insulina o la hipercolesterolemia.
Los responsables de la investigación vieron que los jóvenes que no desayunaban o que consumían alimentos de mala calidad (muchos dulces, por ejemplo) eran un 68% más propensos a tener este conjunto de signos de riesgo cardiovascular en la edad adulta.
Estudios anteriores, señalan los expertos, relacionan la calidad de la dieta con los hábitos de vida, por lo que la conclusión de esta investigación “no nos sorprende”. Un mal desayuno indica un estilo de vida poco saludable.
Dado el fuerte vínculo entre el desayuno y las enfermedades en la edad adulta, sería recomedable diseñar programas de desayuno escolar, pensando “tanto en el rendimiento escolar como en la salud metabólica de los individuos. Sería especialmente útil en zonas desfavorecidas”, remarca Wennberg. “Un desayuno ideal debería incluir: proteínas, grasas saludables y una fuente de carbohidratos como las frutas y granos mínimamente procesados “.

Agrega la investigadora, que además asegura que la inversión del gobierno estadounidense en este sentido es lamentablemente inadecuada y los niveles de nutrición son arcaicos. En algunos casos las escuelas han externalizado la cocina y ésta recae en industrias de comida rápida.

About these ads

7 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿Crees que es mejor consumir yogures desnatados que los de toda la vida? – Salud y Bienestar Blog
  2. ¿Los frutos secos engordan? – Salud y Bienestar Blog
  3. Fruta que pueden comer los diabéticos – Salud y Bienestar Blog
  4. Diabetes, un parche que puede reemplazar las inyecciones – Salud y Bienestar Blog
  5. Las grasas saludables ayudan a perder más peso
  6. El cerebro de las personas obesas es 10 años más viejo...
  7. ¿Los aguacates son buenos o malos para la salud?

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: