About these ads

Presión arterial: aumenta si comemos en los restaurantes

Según un estudio llevado a cabo por la Duke_NUS Graduate Medical School de Singapur, existe una probabilidad muy alta que haya conexión entre las comidas que se hacen fuera de casa y el riesgo de aparición de tensión arterial alta.

Se sabe que hay causas como las condiciones fisiopatológicas, o los factores genéticos, ambientales y de estilo de vida que afectan a nuestra presión arterial pero hasta día de hoy no se había visto de forma tan clara esta diferencia entre personas que comen en casa y las que deciden hacerlo fuera del hogar.
En este estudio, con la Dra. Tazeen Jafar como guía, participaron 501 personas, todos adultos de entre 18 y 40 años de edad. Se tomaron algunos valores del cuerpo para analizar como el índice de masa corporal, la presión arterial y el estilo de vida que llevaban, es decir, si hacían o actividad física.
Además, se unían estos datos a los obtenidos con el número de veces que se comía fuera de casa.
Pues bien, en los resultados que se obtuvieron se pudo observar que había casi un 30% de personas que tenían la presión un poco elevada, lo que se conoce como prehipertensión.
Hay que decir que en este caso es un dato bastante alarmante porque estamos hablando de personas jóvenes y ya presentaban señales de prehipertensión, lo cual quiere decir que en unos años padecerán hipertensión en la mayoría de los casos.
Además, un dato curioso es que la el 49% de los hombres del estudio tenían prehipertensión pero el valor de las mujeres resultó ser mucho más bajo. Sólo un 9%.
Otro dato, y que es el que centra el tema del post de hoy es que las personas que solían comer de restaurante, bar o clubs eran las que más padecían esta pre-hipertensión. Y su índice de masa corporal era superior también a las personas que comían en sus propias casas.
Como dato curioso también hay que destacar que estas personas que comían fuera solían ser más propensas a fumar que el resto de personas del estudio. Es decir, que las personas que comen en bares y restaurantes fuman más que las que comen en casa, según el estudio.
Es más, de todos estos datos han concluido que el sólo hecho de comer una vez a la semana fuera ya hace que aumente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares en un 6%.
¿Por qué ocurre eso? Hay que tener en cuenta que en los restaurantes uno tiende a ponerse más sal de lo habitual ( o la propia cocina) e incluso se añaden condimentos como grasa saturada para dar sabor a los platos.
No sólo es el echo que haya comida procesada y fast foods sino incluso la comida que aparentemente pueda ser más sana también suele estar cocinada con sustancias más dañinas como las sales o potenciadores de sabor para nuestro organismo para hacer sus platos y salsas más gustosos. Así que es nuestro trabajo elegir bien dónde vamos a comer y buscar restaurantes de confianza que sepamos que cocinan como en casa.
Hay que recordar que los resultados se dan a partir de un sólo estudio y que se ha tomado a personas de Estados Unidos y Japón para realizar el estudio así que tampoco es una ciencia exacta. Pero sí que es bastante orientativa de lo que sucede en la mayoría de restaurantes y de la forma como nos puede afectar en la salud.
About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: