About these ads

Cáncer: una taza de café al día ayuda a luchar contra los tumores

La cafeína ayuda a disminuir el riesgo de volver a padecer cáncer de colon y de mama y reduce la mortalidad.

Si los pacientes que padecen cáncer de colon tomaran un café cada día tendrían más probabilidades de sobrevivir. Esa es la conclusión a la que se ha llegado tras el estudio realizado por el insituto Dana-Farber Cancer en el que asocian el consumo de cafeína y la recuperación en enfermos de colon en un estadio 3.
Podéis encontrar el estudio en la revista Journal of Clinical Oncology. Los resultados que se obtuvieron es que las personas que tomaban entre 3 o 4 tazas de café al día reducían el riesgo de volver a padecer este tipo de tumores. 
“Encontramos que los bebedores de café tenían un menor riesgo de que el cáncer regrese y una significativa mayor supervivencia y posibilidades de una cura”, dice el investigador principal Charles Fuchs, director del Centro de Cáncer Gastrointestinal en el Dana Farber.

El consumo de café es muy habitual hoy en día en la que parece que uno no está despierto ni activo si no toma su taza de café. Este es uno de los motivos que hace que se estudie tanto este producto, porque mucha gente lo consume. Pero no todo lo que se descubre de esta deliciosa bebida es bueno, de hecho, en los últimos meses, Medical News Today mostró unos estudios que dicen que el consumo de café podría aumentar el riesgo de deterioro cognitivo leve, aunque otro estudio que nos mostraron ellos mismos decía que  contribuye a  reducir el riesgo de disfunción eréctil. Es decir, que ni todo es tan bueno, ni todo tan malo. Hay que tomar las cosas con precaución y siempre teniendo en cuenta las características personales de cada uno.

Además, en el estudio en el que nos centramos hoy el café no sólo es bueno para el cáncer de colon en los varones sino que también lo es para el cáncer de mama en las mujeres, las cuales reducen el riesgo de volver a padecer el tumor si toman dos tazas al día de exquisito café. 
En dicho estudio participaron 953 pacientes, todos ellos padecían cáncer de colon y se encontraban en el estadio 3 del cáncer. Lo que hicieron es rellenar unas preguntas durante el tratamiento y medio año después de recibir la quimioterapia en las que indicaban cuánta cafeína tomaban al día, ya fuera como té o como café. Y luego vieron la relación entre las respuestas de todos los que participaron con la mortalidad de los casos. Encontraron que los pacientes que bebían más de 4 tazas al día – que son unos 460 mg de cafeína recaían un 42% menos en comparación con los que no bebían café y se reduce la mortalidad en un 33%. 
No se sabe bien cuál es la causa de que se reduzca tan significativamente la mortalidad y la recurrencia de sufrir la enfermedad pero se cree que está relacionado con los niveles de insulina, puesto que el café hace que nuestro cuerpo necesite menos insulina porque aumenta la sensibilidad a ésta y eso disminuye la inflamación, algo positivo en caso de padecer un tumor.
“Si usted es un bebedor de café y está recibiendo tratamiento para el cáncer de colon, no deje de consumirlo”, dice Fuchs. “Pero si usted no es bebedor de café y se está preguntando si empezar a tomarlo, primero debe discutirlo con su médico”.
About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: