About these ads

Infecciones, se pueden combatir con las matemáticas

Los matemáticos son tan importantes como los médicos para evitar la propagación de enfermedades

Cuando nos hablan de salud o medicina nos muestran siempre a los médicos y científicos que forman parte de los estudios pero no a los matemáticos, y ellos son una parte fundamental para poder prevenir enfermedades como las infecciones. ¿Nunca lo habrías imaginado, verdad?
Los matemáticos emplean modelos para crear una representación simplificada de la infección, cómo se puede extender en la población y permanecer durante tiempo. Estas predicciones pueden ayudar a que utilicemos los recursos de salud pública como hospitales o incluso programas de vacunación de manera más efectiva. Por ejemplo, saber cuántas personas en una población son propensas a infectarse puede hacer que los hospitales sepan cuánto espacio necesitan y qué recursos harán falta para asignar a estos tratamiento.
Para empezar a elaborar estos modelos matemáticos se usan principios básicos de las infecciones que son iguales sea cual sea el tipo de infección o población a analizar. La mayoría suele clasificar a las personas en diferentes estados en función del grado de infección. Por ejemplo, si nueve personas en una población de cada diez no están infectadas por un patógeno particular, son “susceptibles” [S]. La persona restante que tiene la infección y pueden transmitirla a los demás es “contagiosa” [I]. Cualquier persona que tenga la infección y sobreviva para convertirse en resistentes a ella es “inmune” [R].
Luego, para hacer un estudio más concreto y detallado se hacen variaciones de los modelos matemáticos. Por ejemplo, los agentes patógenos que pueden ser contagiados de nuevo como la gonorrea no suelen incluir una etapa inmunológica. Algunos patógenos como el Ébola incluye una etapa de “exposición” donde el individuo está infectado pero aún no puede transmitir la infección.
Es decir, que cada infección tiene un estudio distinto a otra infección pero guardando unas similitudes básicas. En caso de una enfermedad contagiosa importaría el tiempo que la persona permanece infectado, el  tamaño de la población y el número de personas infectadas en un momento dado.
Incluso pueden diferenciar por edades y sexos: adultos y niños, hombres y mujeres…para saber cómo interactúa y cómo se propaga el patógeno, por ejemplo a través de los estornudos o contacto sexual.
Las matemáticas nos ayudan a saber también el tiempo de propagación de las infecciones, es decir, la cantidad de personas que puede infectarse en un determinado tiempo.
Por ejemplo, en caso que la velocidad de transmisión por persona sea un 80%: multiplicamos esto por el número de personas que ya están infectadas y las que son susceptibles ( 0,08 x 9 x 1 = 0.72). Eso significa que, en promedio, poco menos de una persona se infecta por día.
Una vez se tienen los resultados es cuando se puede actuar para evitar la propagación.  Entonces se ejecuta hacia adelante en el tiempo para proyectar cómo progresará la infección. Es primordial saber cómo funciona la infección para acabar con ella y en esto es donde las matemáticas juegan un papel tan importante y tan inapreciable por la humanidad.
About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: