About these ads

Cáncer, ¿será esta la definitiva?

Un estudio de la UTHealth descubre cómo controlar los tumores mediante mecanismos eléctricos

Los interruptores moleculares que regulan el crecimiento de células humanas hacen un gran trabajo reemplazando las células que mueren durante el transcurso de la vida. Pero cuando fallan, se pueden producir cánceres potencialmente mortales.

Una investigación liderada por científicos del Health Science Center de  la Universidad de Texas en Houston ha revelado un nuevo mecanismo eléctrico que puede controlar estos interruptores.
Es una gran información en el desarrollo de tratamientos para algunos de los tipos más letales de cáncer, incluyendo los de páncreas, colon y pulmón, que se caracterizan por un crecimiento celular incontrolado causado por errores en las cascadas de señalización celular.
La investigación se centró en un interruptor molecular llamado K-Ras. Hay que decir que casi el 20% de los tumores de hoy en día presentan alguna mutación del interruptor K-Ras. “Cuando K-Ras está bloqueado en la posición de encendido se impulsa la división celular, lo que conduce a la producción de un tipo de cáncer”, dijo John Hancock, autor de la investigación y profesor del Departamento de Biología Integrativa y Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas. 
“Hemos identificado un nuevo mecanismo molecular que mejora aún más la actividad de K-Ras”.
Los hallazgos aparecen en la revista ScienceEl estudio se centró en las pequeñas cargas eléctricas que todas las células llevan a través de su limitación (plasma) de la membrana. “Lo que hemos demostrado es que el potencial eléctrico (carga) que una célula lleva es inversamente proporcional a la intensidad de una señal de K-Ras”, dijo Hancock.
Con la ayuda de un microscopio electrónico de alta potencia, los investigadores observaron que ciertas moléculas de lípidos en la membrana plasmática responden a una carga eléctrica, que a su vez amplifica la salida del circuito de señalización Ras. Esto es exactamente igual que un transistor en un circuito electrónico.
El trabajo inicial se realizó con células humanas y animales y los hallazgos fueron confirmados posteriormente en un modelo de mosca de la fruta.
“Esto tiene enormes implicaciones para la biología”, dijo Hancock. “Más allá de la importancia inmediata para K-Ras en el cáncer, es una forma completamente nueva que las células puedan utilizar la carga eléctrica para controlar una multitud de vías de señalización, que pueden ser particularmente relevantes para el sistema nervioso.”
About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: