About these ads

Cosas que decían que ayudaban a envejecer y que ahora se sabe que no hacen nada

Dos estudios confirman que en la tercera edad la actividad física o los suplementos de Omega-3 no ayudan para mejorar la actividad cerebral

Desmienten que el aceite de pescado beneficie a nuestro cerebro y sea bueno para enfermedades cognitivas o problemas en edades avanzadas como la demencia.
Los informes, publicados el 25 de agosto en el Diario de la Asociación Médica Americana, arrojan dudas sobre estas dos estrategias para mantener los cerebros más edad más jóvenes y saludables.
En uno de los estudios que duró dos años se hacía hacer ejercicio moderado a las personas. El resultado fue que no parece mejorar la capacidad cerebral de las personas entre 70 y 89 ni tampoco reducir sus probabilidades de demencia. Por otro lado, se hizo el mismo control pero dando a personas aceite de pescado y a otros no. El resultado fue el mismo, no se vieron mejoras notables en el grupo de los que tomaban Omega· (es decir aceite de pescado).
Hay que decir que el estudio en el que participaba gente haciendo ejercicio y a los que se iba motorizando es uno de los mas grandes que se ha hecho hasta día de hoy y con una durada de tiempo superior a anteriores estudios. de hecho, en esta investigación participaron 1.600 adultos sedentarios  durante dos años.
 “Es el ensayo más grande y más largo aleatorizado de una intervención de actividad física en adultos mayores que no eran activos y estaban en riesgo de perder su capacidad para caminar”, dijo la doctora Kaycee Sink, médico directora de la Clínica Kulynych Memory Assessment Clinic at Wake Forest School of Medicine, Carolina del Norte.
“Nuestros resultados son contrarios a lo que mucha gente cree sobre el papel de la actividad física en la preservación de la memoria y la capacidad de pensar”, dijo Sink. “Aunque no puedo decir que hacer ejercicio vaya a preservar tla memoria, caminar es bueno por muchos otros aspectos de la salud”, añadió. 
El Dr. Sudeep Gill, profesor asociado de medicina de la Universidad de Queen en Ontario, Canadá, está de acuerdo.
“En general, creo que es valioso fomentar a los adultos mayores sedentarios a participar en el ejercicio físico regularr, ya que hay muchos beneficios potenciales para la salud, tales como la mejora de la salud del corazón y la reducción de la resistencia a la insulina. Y puede que dos años de seguimiento del estudio sea un tiempo demasiado corto para ver una mejoría en la función mental”, dijo Gill.
En el otro estudio, la doctora Emily Chew, directora adjunta de la división de epidemiología y aplicaciones clínicas en el Instituto U.S. National Eye Institute, y sus colegas probaron los efectos del aceite de pescado y los suplementos de luteína y zeaxantina en la función mental.
Los investigadores asignaron aleatoriamente a más de 7.200 participantes en un estudio de enfermedad ocular relacionada con la edad promedia de 73 años a un suplemento de aceite de pescado, luteína o zeaxantina o un placebo. Se sometieron a exámenes oculares anuales y pruebas de función mentales cada dos años.
El estudio duró cinco años y no se encontraron diferencias estadísticamente significativas en las medidas de la función mental entre los que tomaron un suplemento de aceite de pescado y los que no lo hicieron. Los investigadores informaron de resultados similares para los que tomaron suplementos de luteína / zeaxantina y los que no lo tomaron.
Gill asegura que la adopción de una dieta saludable puede tener más efecto en el mantenimiento de la agudeza mental que tomar suplementos, eso sí, empezando desde edades más tempranas.
About these ads

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Tóxicos y pescado. Estudios sobre la contaminación de los mares. – Salud y Bienestar Blog
  2. Los perros ayudan a mejorar nuestra salud

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: