About these ads

El dilema de las calorías…

Se abre el debate entre contar o no las calorías de lo que comemos y el tipo de alimentos que elegimos

La gente debería dejar de contar calorías y en su lugar centrarse en el tipo de comida que están comiendo para mejorar su salud y así reducir el riesgo de padecer un ataque cardíaco, un accidente cerebro-vascular u otros problemas de salud, así lo confirma un grupo de expertos abogando por una dieta alta en grasas de estilo mediterránea.
Los expertos argumentan que la importancia de contar calorías ha sido exagerada por las industrias de alimentos y empresas que se dedican a que la gente pierda peso. Lo que se debe hacer es explicar bien a la sociedad los beneficios de una dieta nutricionalmente equilibrada que puede incluir ciertos productos de alto contenido en grasa.
El Dr Aseem Malhotra, cardiólogo NHS y activista de la salud pública, dijo que “no todas las calorías son iguales” y también criticó la guía alimentaria nacional del Reino Unido a la que tacha de ” extremadamente inútil “.
Él, junto al profesor Simon Capewell de la Universidad de Liverpool y el investigador estadounidense Dr. James DiNicolantonio han escrito en la revista Open Heart, la evidencia de que una lata de refresco de cola al día (que son 150 calorías) se asocia con un riesgo significativamente mayor de padecer diabetes tipo 2, mientras que cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra al día (alrededor de 500 calorías) se ha demostrado que reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Así pues, esto sería una muestra de que no es tan importante el valor de las calorías sino la calidad de lo que se come.

Además, añadieron que era hora de “dejar de contar calorías, y en su lugar promover la buena nutrición y cambios en la dieta que rápida y sustancialmente pueden reducir la mortalidad cardiovascular”, citando un estudio de 2013 que mostró una caída de 30% en los problemas cardiovasculares en un grupo de las personas que seguían una dieta sin restricciones en la ingesta de energía, pero complementadas con aceite de oliva extra virgen y frutos secos.
Sin embargo, otros expertos se han apresurado a decir que hay que ir con cuidado con estas afirmaciones porque se debe tener en cuenta también las calorías. 
El Dr Malhotra ha respondido: “Antes teníamos una epidemia de obesidad en los que los únicos que se beneficiaban del conteo de calorías eran las empresas que venden productos bajos en grasas y calorías pero llenos de azúcar, que es más baja en calorías que la grasa “, dijo. Pero eso sigue siendo perjudicial para la salud de las personas. 
El pescado azul, las verduras y el aceite de oliva contienen ácidos grasos omega-3. Esta comida característica de la dieta Mediterránea contiene grasas saludables para el organismo y son las que deben sustituir a los alimentos basura. Hay que tener en cuenta la procedencia de las calorías y las grasas y no darle tanta importancia a la cantidad. 
Sin embargo, Tim Sanders, profesor de nutrición y dietética de Kings College de Londres, dijo que el asesoramiento dietético actual en el Reino Unido hace hincapié en la necesidad de reducir la ingesta de sal, azúcar y grasa, y agregó que “incluso un patrón de dieta saludable puede resultar en un aumento de peso si se consumen demasiadas calorías “.
En conclusión, lo ideal sería tener en cuenta ambas cosas: el número de calorías y la procedencia de éstas. 
About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: