About these ads

Minerales únicos de nuestro planeta

Un estudio científico asegura que es casi improbable encontrar en otro lugar del universo muchos de los minerales que tenemos en nuestro planeta

Muchos de los minerales que encontramos en la Tierra podrían existir sólo en nuestro planeta.
Un cristal siempre despierta asombro y ahora lo hará un poco más tras este descubrimiento de los americanos. Muchos de los cristales que admiramos es muy probable que sólo existan en la Tierra y no se encuentren en ningún otro lugar en el Universo. 
Los cristales son minerales que mantienen su estructura miscroscópica sea cual sea su tamaño, incluso para aquellos que son grandes. Este fenómeno es un resultado complejo porque para que un mineral crezca de esta manera son de hecho necesarias condiciones ambientales especiales y estables durante largos períodos de tiempo, y no son condiciones comunes. Por eso han llegado a la conclusión que se encuentran sólo en nuestro planeta y no podríamos verlos en ningún otro lado.
Por ejemplo, la Rodocrosita, es un mineral conocido en Estados Unidos como “rosa de los Incas” porque se produjo por las rocas que fueron explotadas por los Incas en el siglo XIII para extraer la plata y el cobre.
La investigación realizada por la Universidad de Tucson (EE.UU.) se realizó para comprobar cuántos minerales muy raros hay en la Tierra, y el resultado fue sorprendente, sobre todo si se proyecta el estudio hacia el Universo, comparándolo con otros planetas cercanos y lejanos. Grethe Hystad y sus colegas encontraron que el 20% de los 5000 minerales conocidos a día de hoy  fueron encontrados en un solo lugar del planeta, por eso se les llama minerales raros y preciosos. Son únicos. Sin embargo, no ocurre lo mismo con todos los minerales de la Tierra sino que el 65% de los minerales conocidos se puede encontrar entre dos o diez lugares distintos del planeta. Es decir, que se puede considerar que el  85% de los minerales son raros o muy raros, ya que para que se formen necesitan unos elementos naturales y unas condiciones físico-químicas específicas y extrañas.
Hystad explica que “los minerales más raros y más difíciles de detectar, que constituyen el 35% de los minerales conocidos, son los que contienen sodio – uno de los compuestos de la sal de mesa. La mayoría de ellos son solubles en agua, por lo que sólo una fuga de agua en un depósito natural sirve para destruirlos por completo.
La investigación, además, ha estimado que podría haber al menos 1.500 minerales aún por descubrir, y muchos otros que probablemente nunca veremos porque se formaron cuando el planeta tenía otras condiciones geológicas y que distintas condiciones como la erosión y los fenómenos geológicos que cambiaron el mundo los destruyó para siempre.
Hay otro punto clave a destacar de dicha investigación. Casi dos terceras partes de todos los minerales conocidos tienen una relación directa o indirecta con el mundo biológico. Algunos minerales, de hecho, se han formado a través de las bacterias o por el oxígeno que desprenden los organismos vivos.
Por todo ello, y porque es casi improbable encontrar otro lugar en el Universo que haya mantenido las mismas condiciones a lo largo de los años igual que lo que ha ido sucediendo en la Tierra, por eso, es casi seguro que muchos de los minerales de la Tierra, por no decir la gran mayoría, son únicos de nuestro planeta.
About these ads

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Vivir rodeado de naturaleza nos alarga la vida

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: