About these ads

Implantes para eliminar la grasa mala del cuerpo

Un nuevo estudio científico nos da la clave para perder grasa mala del cuerpo con el uso de unos sencillos implantes

Un grupo de investigadores de la Universidad de California de Berkeley, dirigido por Kevin Tharp, ha creado un implante muy novedoso que nos ayuda a perder esos kilos de más.
El estudio se basa en controlar el tipo de grasa que hay en el cuerpo, es decir, potenciar la grasa buena para que se elimine la mala. La grasa conocida como grasa marrón es la que ayuda a nuestro cuerpo a quemar calorías mientras genera calor (esta sería la grasa buena) y en cambio la grasa blanca (grasa mala) es la que se queda almacenada en el cuerpo y la que da problemas de sobrepeso. Esta es la que se tiene que tratar de eliminar porque se va cumulando en el cuerpo en forma de tejido adiposo. Y en eso es en lo que se centró el estudio de Tharp, en estudiar las grasas que tenemos y en encontrar la solución para aumentar la buena y reducir la mala.

Se trata de un método muy sencillo en el que se emplea un hidrogel que tiene las funciones similares a la grasa marrón y que se obtiene a partir de células madre. Éste ayuda a regular el crecimiento y la extensión de la grasa marrón del cuerpo y, por lo tanto, a su vez regula las calorías que nuestro cuerpo quema mediante este sistema. Esto hace que podamos eliminar más grasa blanca y así perder esos quilos que nos sobran y que son tan difíciles de eliminar.

Es más, en el laboratorio, el estudio aún fue más sorprendente de lo esperado porque no sólo podía actuar sobre la grasa marrón y hacer que los ratones de la investigación perdieran peso sino que además se consiguió reducir la glucosa en sangre de los roedores, es decir, que también serviría para otro tipo de enfermedades como a diabetes.

Solo se necesita poner este implante con células madre que se sitúan en la grasa blanca del cuerpo y ya se pone en marcha la producción de grasa marrón. Y lo mejor es que se puede hacer sacando grasa del propio cuerpo haciendo una liposucción para poder cultivarlo fuera del cuerpo y luego introducirlo de nuevo.

Para hacer el estudio les dieron a los ratones comida con altos niveles de grasa durante 3 semanas. El resultado fue que los que llevaban el implante habían engordado la mitad que los ratones que no tenían el implante y además presentaban menos glucosa en sangre.

About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: