La increíble historia de la investigadora china que descubrió cómo erradicar la enfermedad en las primeras etapas de su evolución

SimonTu Youyou, Premio Nobel de Medicina y la primera doctora china que ha ganado un premio por erradicar las primeras etapas de una enfermedad mediante el uso de medicina tradicional china. 
Tu Youyou, de 84 años de edad, investigadora reconocida por sus estudios sobre la Artemisia annua, un ingrediente activo natural eficaz contra el parásito que causa la malaria ha sido Premio Nobel de Medicina en 2015 en Campbell, Omura.
Hace 4 años que se la empezó a conocer gracias a su publicación enNewScientist sobre su investigación para erradicar la malaria. Hasta entonces era una total desconocida. Hay que recordar que tras la guerra y en plena revolución cultural china los intelectuales y científicos, y sus publicaciones, eran algo prohibido. La República de China de Mao Zedong, sin embargo, tenía una necesidad apremiante. Salvar de la malaria a uno de sus pocos aliados políticos, Vietnam del Norte, entonces en guerra con los Estados Unidos y Vietnam del Sur. Para acabar con la enfermedad usaban la cloroquina. Pero este medicamento estaba empezando a mostrar los primeros fenómenos de resistencia y la malaria estaba dejando cada vez más víctimas entre los soldados.
Para tratar de detener la epidemia, Mao organizó un proyecto de investigación secreto con el nombre enigmático de 523 (un “código” que simplemente indica la fecha de inicio de la investigación: 23 de mayo de 1967). Durante dos años, cientos de científicos analizaron cada molécula sintética conocida, pero sin resultados significativos. El líder chino fue a la Academia de Medicina Tradicional en Beijing y Tu, investigadora también de la medicina occidental, fue designada para supervisar el proyecto. 
No fue una tarea fácil: “Cuando empecé, ya habían sido probado 240.000 compuestos en China y los EE.UU., sin resultados positivos”, explicó Tu.  Fue enviada a la región meridional de Hainan, devastada por la epidemia.
Junto con tres ayudantes, reunieron 2.000 recetas de la medicina tradicional china y desarrollaron 380 preparados naturales para ser probado en ratones infectados por la enfermedad. Uno de ellos, un extracto de Artemisia annua, recomendado en una receta de hace 1600 años, mostró cierta eficacia contra las fiebres intermitentes de la malaria. Tu empezó a trabajar con la planta. Al hervir la artemisa en agua se dañaba el ingrediente activo. Luego usó un disolvente diferente, que hierve a 35 °C. Esta decocción resultó positiva en el 100% de los ratones y monos. A continuación, se ofreció voluntaria para excluir los efectos secundarios en los seres humanos.
Usaron la preparación en trabajadores afectados y pasadas 30 horas la fiebre disminuyó y los parásitos desaparecieron de su sangre. Los resultados de Tu se publicaron en 1977, cuando el fervor de la revolución cultural china se había debilitado. Sin embargo, el artículo salió en el anonimato.