About these ads

Infusiones que deberías tener en casa…

Evitar los resfriados, lograr conciliar el sueño y calmar dolores con remedios naturales, no dejes que los virus puedan contigo

A nuestro alrededor hay muchas plantas medicinales que podemos usar como remedios naturales útiles para el tratamiento de diversas enfermedades, desde resfriados hasta dolor de estómago, insomnio o ansiedad. Es recomendable acudir a un herbolario para aclarar cualquier duda que tengamos.
Estas son algunas de las hierbas principales que se utilizan para preparar tisanas (infusiones o decocciones). Algunos tés de hierbas pueden estar contraindicados en el embarazo y la lactancia: en estos casos, por favor consultad al médico para obtener el asesoramiento más adecuado.
1) Melissa (Melissa officinalis) es una planta con excelentes propiedades calmantes y sedantes. Crece fácilmente en el jardín y es muy fácil de cultivar.
2) Echinacea. La equinácea se considera una planta medicinal muy útil para prevenir y combatir la gripe y los resfriados. Destaca su capacidad para fortalecer el sistema inmunológico.
3) Rosa Mosqueta. Para preparar un té de rosa mosqueta se usan las bayas de esta planta, después de dejarlas secar. Los escaramujos son una fuente de vitamina C, que ayudan a estimular el sistema inmunológico y mejorar su funcionamiento, pero también es beneficioso para la piel. Se cosechan durante el invierno, pero se pueden encontrar durante todo el año como hierbas secas en los herbolarios.
4) Malva. Los tés de malva tienen propiedades suavizantes y calmantes. Conocido como remedio casero para aliviar los trastornos causados ​​por la cistitis, como la inflamación y el ardor de estómago. También tiene propiedades relajantes y ayuda a inducir el sueño si se toma por la noche.
5) Manzanilla. Puede ser útil para ayudar a dormir y para calmar un malestar estomacal. La manzanilla es calmante y relajante. Pero cuidado: cuando los tiempos de infusión se extienden demasiado a algunas personas les provoca el efecto contrario. Con 4 o 5 minutos es suficiente para hacer el té.
6) Jengibre. Es una planta herbácea nativa del Lejano Oriente. Se prepara partiendo de la raíz fresca de esta planta. En particular, se recomienda el té de jengibre para los resfriados, tos, dolor de garganta y la gripe. También como una ayuda a la digestión y para aliviar las náuseas.
7) Menta. Se consume preferentemente tibia o fría y se puede añadir unas gotas de jugo de limón, lo que dará un toque de sabor extra. Es adecuado como enjuague bucal natural para refrescar el aliento. Simplemente deja que se enfríe antes de usarlo para enjuagarse la boca.
8) Salvia. Es una planta medicinal fácil de cultivar en macetas o en el jardín. El té de salvia se utiliza principalmente para aprovechar sus propiedades digestivas. También está indicado para combatir los sofocos menopáusicos.
9) Lavanda. Tiene propiedades relajantes para ayudar en casos de ansiedad, insomnio y dolores de cabeza. Precisamente por esta razón se utiliza a menudo en aromaterapia en forma de aceite esencial. Las flores frescas o secas de lavanda se añaden a los tés de hierbas relajantes en combinación con otras plantas con el mismo efecto, como la manzanilla, melisa, malva y pasiflora.
10) Passiflora. Muy útil en casos de ansiedad y de insomnio. Beber un té de passiflora antes de acostarse calma, relaja y facilita el sueño. La pasiflora se combina a menudo con otras plantas de efecto similar para conseguir ese efecto relajante.
About these ads

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Echinacea: propiedades y contraindicaciones – Salud y Bienestar Blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: