About these ads

Pan negro, una moda que puede pasar factura

Cada vez está más de moda encontrar pan negro en las panaderías y los supermercados. Pero, ¿por qué está causando tanto furor?.

Entre las cualidades que se le atribuyen a este pan hecho con harina y carbón vegetal están las de mejorar la digestión haciendo que el pan sea mucho más fácil de digerir que el tradicional y evitar los gases e incómodas flatulencias.

Los expertos discrepan de este tipo de acciones terapéuticas e insisten en los aspectos negativos de consumir este pan a diario. Sí es cierto que en parte tienen un papel favorable para la salud, pero en su justa medida y si se toma sólo de vez en cuando.

Siempre hay que pensar los pros y los contras de las cosas. Quizás hayas notado que en los supermercados y hornos hay un pan muy oscuro, negro. Está hecho por la combinación de la masa de pan tradicional hecho de harina y levadura de carbón vegetal, generalmente utilizado como suplemento natural para desinflar el estómago y promover la digestión.

Este producto promete a todas las personas que no digieren bien más o menos las mismas ventajas que el integral. Pero, ¿Es realmente así bueno para la salud? Alessandro Targhetta , cirujano, homeópata y experto en alergias alimentarias explica que:
“La moda del pan negro viene del hecho de que para muchas personas el pan no es muy digerible. Pesadez, plenitud y distensión del estómago lleno de aire o flatulencias después de comer son trastornos muy comunes. Se pensó que la adición de carbón a la mezcla de trigo sería hacer el pan más digerible “.

 

La moda de este pan de carbón viene por las necesidades de muchas personas que sufren de estreñimiento y distensión abdominal debido al consumo de productos horneados.
El punto clave, sin embargo, es sin duda otro: ¿este pan realmente hace lo que promete?. Primero vamos a entender cómo este recurso natural puede ayudar a hacer la digestión y desinflar el abdomen.
Los beneficios en el campo médico están relacionados con su porosidad y la capacidad absorbente de este polvo. Innumerables poros microscópicos capturan líquidos, gases, bacterias, virus y toxinas presentes en el tracto gastrointestinal. Se utiliza por ejemplo en el tratamiento de la intoxicación aguda para contrarrestar la absorción de la sustancia ingerida o en caso de meteorismo para contener la formación de gas en el intestino.
Las cantidades utilizadas como aditivo en alimentos son tan pequeñas que no se pueden comparar y clasificar como un alimento funcional, por lo tanto, no es eficaz como solución de los problemas mencionados anteriormente.
El Dr. Targhetta no está convencido de la eficacia de los trastornos de la digestión y la flatulencia del pan: “Muy poca es la cantidad de carbón vegetal presente en la masa de trigo para hacer el pan más digerible y menos para desinflar el vientre. El uso de suplementos de carbón después de las comidas, según sea necesario, sigue siendo el único remedio eficaz para reducir la hinchazón del abdomen, flatulencia y estreñimiento “.
A menudo se toman a la ligera los remedios naturales que, como tal, se consideran erróneamente como inofensivos o libres de efectos secundarios. Todo debe tomarse con precaución, cuando se conozca bien, sólo cuando sea necesario y tal cómo se debe hacer.
Es más, el consumo diario de pan de carbón vegetal puede reducir la eficacia de muchos fármacos como hormonas anticonceptivas, medicamentos contra la diabetes y para la tiroides, por mala absorción, ya que el carbón se une con estos medicamentos. También puede reducir la absorción de ciertas vitaminas y nutrientes, con el riesgo de escasez, sobre todo en los niños. En resumen, los beneficios son escasos en comparación con los riesgos de comer este pan a diario.
Hay otro riesgo relacionado con el carbón, la presencia de benzopireno. En Estados Unidos incluso se prohibió el uso de carbón vegetal (E153) en el pan porque contiene benzopireno, un carcinógeno derivado de la leña.
En Europa sí está autorizado el uso de carbón vegetal para el pan por el Reglamento CE. 1333/2008. Pero como se puede ver que los expertos son muy escépticos sobre el consumo de pan para carbón. Como alternativa podemos elegir algunas recetas de pan y panes sin levadura.
About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: