About these ads

Desodorantes y antitranspirantes. ¿Qué pasa con ellos?

Los desodorantes y los antitranspirantes están siendo estudiados y debatidos durante hace años por los problemas que causan sobre la salud algunos de sus componentes químicos usados.

Lo raro del tema es que hay estudios que desmienten los rumores y otros estudios que lo confirman (en parte, porque son hechos en un número de personas muy limitados y no acaba viéndose una relación directa pero sí que hay demasiada coincidencia entre el uso y los resultados, por así decirlo).
La cuestión es que se asocia al uso de desodorantes con problemas tales como la dermatitis atópica, aparición de granitos que se infectan, irritación e incluso cáncer.
Entre los cosméticos más utilizados por todos, hombres y mujeres por igual, encontramos los desodorantes y antitranspirantes. Los hay naturales y químicos. Los primeros tienen un problema y es que suelen ser demasiado caros para algo que necesitamos a diario, pero son muy eficaces. Los químicos, sin embargo, se consideran peores porque son malos para la piel por sus ingredientes como el aluminio, entre otros.
Aunque la FDA no asocia los niveles de aluminio de forma considerable con la aparición de cáncer, lo cierto es que algunos estudios, como el que se hizo en 2011 (de Manello) o el de 2007 (Exley) que mostraban que las mujeres que padecían cáncer tenían mayores niveles de aluminio en el tejido mamario que las que no tenías cáncer. Pero pese a esta coincidencia no se puede asegurar la relación directa entre el aluminio en desodorantes y antitranspirantes y la aparición de cáncer.

 

El Dr. Tim Key dijo: “En varios informes de los medios de comunicación se ha afirmado que los antitranspirantes aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama, pero el único estudio científico que ha evaluado directamente esta pregunta no observó ninguna relación entre el uso de antitranspirantes y el riesgo de desarrollar cáncer de mama”.

 

Aún así, la idea de los desodorantes químicos es eliminar las bacterias en la piel para eliminar así los olores desagradables y la de los antitranspirantes frenar la sudoración con sales de aluminio o zirconio. Entre los productos químicos usados hay parabenos, Triclosán, alcohol, perfumes… y si son antitranspirantes también cloruro y clorhidrato de aluminio. Pese a tener éxito en la eliminación de las bacterias y los olores de manera efectiva, son más dañinos para la salud que los naturales.

 

En primer lugar, son la causa principal de la dermatitis de contacto e irritaciones de la piel y contaminan el medio ambiente (esto sí está comprobado y las sales de aluminio tiene gran culpa de ello). Las sales de aluminio o zirconio dañan el tejido de la piel haciendo que ciertas proteínas de la piel precipiten para taponar los poros y para contrarestar este efecto se añaden cicatrizantes y humectantes. El contenido en “mineral oil, paraffinum o petrolatum” pueden causar alergias, sequedad, aparición de granitos e irritación.

 

Por eso hoy te voy a enseñar a hacer tu propio desodorante. Así sabes lo que lleva y te aseguras que funcione y que no sea dañino. ¿Cómo lo haces?. Es muy sencillo.

 

Necesitas:
  • Una cuchara.
  • Un frasco de vidrio con una amplia abertura.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Aceites esenciales. Los más recomendados son siete: citronella, limón, lavanda, tomillo, romero, geranio y árbol de té.
El frasco de vidrio no debe ser demasiado grande, pero debe tener una boca ancha. Un ejemplo de lo que puedes utilizar es el pote de mermelada o miel, siempre debidamente lavado y se seco. Añade 1/4 taza de bicarbonato de sodio. Su función será la de absorber la humedad y dejar aportar frescor.
Luego añade diez gotas del aceite esencial elegido y mezcla todo. Ya debes comenzar a sentir la fragancia. Si no alcanza la intensidad deseada, puedes añadir más gotas del aceite esencial hasta que tengas la fragancia que deseas.
El mejor momento para usar desodorantes es después de la ducha. El uso del agua elimina las impurezas y estimula el tejido de la piel, que estará lista para el tratamiento con desodorante. Antes de usarlo debes agitar bien el pote y limpiarte las manos. Coges una pequeña cantidad con las manos y lo aplicas donde lo necesites.
About these ads

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. Prepara tu propio desinfectante de manos - Salud y Bienestar
  2. Parabenos en los cosméticos. ¿Realmente son tan malos?

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: