About these ads

Comer pocas cantidades de comida alarga nuestra esperanza de vida

Un estudio científico asegura que si comemos pequeñas cantidades de comida prolongamos nuestros años de vida


Comer poco es el elixir de una vida larga porque mejora la salud del corazón, al menos así lo aseguro un estudio reciente sobre la comida.

¿Por qué han llegado a la conclusión que comer poco puede hacer que estemos más años sobre la faz de la Tierra?

La respuesta se encuentra en la tensión y el colesterol. Representa que si comemos menos tenemos menos probabilidades de padecer alguna de estas enfermedades relacionadas con nuestro corazón. Comer poco podría ser un “elixir de vida”, sobretodo para los ancianos, debido a que la restricción calórica mejora los indicadores de salud que más muertes causa en el mundo, hipertensión y colesterol.

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud publicado por la revista Journal of Gerontology: Medical Sciences dice que los resultados son inferiores a los observados en roedores de laboratorio, pero aún así son datos apreciables a tener en cuenta. En experimentos con animales los efectos sobre la reducción de la esperanza de vida y la relación que había con las calorías teniendo en cuenta la dieta a una edad temprana daba resultados muy favorecedores que en los humanos se ha reducido. Los investigadores seleccionaron 218 jóvenes de mediana edad sometiéndolos durante dos años a una dieta que reduce el peso un 15,5% en el primer año, con una restricción calórica de alrededor de un 12 %.
Y la idea era mantenerlo constante durante el segundo año. Contrariamente a lo que se observó en los animales, escriben los autores, no ha habido ni una ralentización del metabolismo ni tampoco ningún cambio de la temperatura del cuerpo, pero la restricción calórica, sin embargo, ha tenido efectos apreciables sobre muchos parámetros que están relacionados con la longevidad.

“La presión arterial en los sujetos estudiados disminuyó en un 4% – declara el NIH – y el colesterol total en un 6%. La restricción calórica causó una reducción del 47% de la proteína C-reactiva, uno de los predictores de la enfermedad cardiovascular y resistencia a la insulina. También la actividad de la hormona tiroidea T3 fueron un 20% inferiores, un factor asociado con el aumento de la esperanza de vida “.

Y con estos resultados nos quedamos, comer pocas cantidades y distribuidas a lo largo del día nos permitirá vivir más tiempo.

About these ads

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Huevos: ¿producen o no hipertensión y colesterol? – Salud y Bienestar Blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: