About these ads

ELA: Síntomas, causas y tratamiento

ELA: síntomas, causas y tratamientos.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como “enfermedad de Lou Gehrig”, “enfermedad de Charcot” o “enfermedad de las neuronas motoras”, es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta poco a poco las neuronas motoras, o células nerviosas en el cerebro y la médula espinal vertebral que permite los movimientos de los músculos voluntarios. La evolución de la enfermedad es dramática: bloquea todos los músculos y no obstaculiza la capacidad de pensar ni la disposición a relacionarse con los demás. No existe, en la actualidad, una cura.

Síntomas
En las personas con ELA, están sujetos a la degeneración grupos de neuronas motoras que existen en el cuerpo. Una definida como primera neurona motora o motoneurona central o cortical, se encuentra en la corteza cerebral y realiza la función de llevar la señal nerviosa a través de algunas extensiones que conectan el cerebro a la médula espinal. La otra, denominada segunda neurona motora o motoneurona periférica o médula, se compone de células nerviosas que llevan la señal de la médula espinal a los músculos. Con esta enfermedad, tanto la primera como la segunda de las neuronas motoras mueren en el transcurso de unos pocos meses o años.

Los síntomas de la ELA se manifiestan por la pérdida progresiva de las neuronas motoras hasta la parálisis. Inicialmente, las personas observan dificultades para caminar, a menudo tropiezan o dejan de realizar acciones simples como abotonarse la camisa, escribir y girar la llave en la cerradura. Con el tiempo, la discapacidad va en aumento, pero se conservan, sin embargo, la función cognitiva, sensorial, sexual y del esfínter.

Después de 3 o 5 años de la aparición de la enfermedad, los pacientes ya no son capaces de respirar de forma independiente y requieren máquinas para ello.

La enfermedad afecta a personas entre 40 y 70 años, pero hay casos de síntomas precoces de ELA en personas jóvenes entre 17 y 20 años.

Causas
En la actualidad, las causas de la ELA son todavía desconocidas. Se cree que es una enfermedad multifactorial, no determinada por una sola causa, pero por la presencia de múltiples circunstancias que favorecen la aparición. Las investigaciones se centran en la influencia de algunos factores como la predisposición genética, la falta de algunas sustancias esenciales para el crecimiento, el exceso de glutamato y factores ambientales tóxicos. En particular, por los efectos de una presencia exagerada en el cuerpo del aminoacido utilizado por las células nerviosas como una señal química. Se cree que algunas sustancias, tales como aluminio, mercurio y plomo, además de algunos venenos y pesticidas utilizados en la agricultura, son capaces de causar la destrucción de las células nerviosas.

Tratamiento
Por el momento no existe un tratamiento para curar la ELA. Aunque se debe decir que en el tratamiento de la enfermedad se ha aprobado un solo fármaco, Riluzol, que sí es capaz de retardar la progresión de la enfermedad.

About these ads

Be the first to comment

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: