About these ads

Polvo y frío, esta es la “cara de smog”

El frío intenso, viento y los continuos cambios de un edificio con calefacción a un exterior frío pueden crear o empeorar ciertos problemas de la piel: enrojecimiento, rosácea, acné

Pero también los casos de contaminación someten a la piel al estrés de manera que se habla de “cara de smog” cuando se hace referencia a las caras de los que viven en ciudades donde el aire está lleno de contaminantes. Los expertos en dermatología explican cuáles son los factores desencadenantes y qué hacer para contrarrestarlos: estilo de vida, tratamientos específicos y alimentos.

1. Frío y piel

El frío, heladas, viento y los cambios de temperaturas entre los espacios cerrados con calefacción y el exterior hacen que nuestra piel esté en una batalla constante. Especialmente el choque térmico continuo provoca vasoconstricción y luego una vasodilatación súbita en la que sobretodo sufren las pieles más sensibles con rosácea.

Pueden aparecer pequeños vasos sanguíneos superficiales, picores y deshidratación. Además el aire más frío induce a beber menos reduciendo el nivel de hidratación de nuestro cuerpo y eso hace que nuestra piel se vuelva seca y deshidratada.

Encima está el efecto smog y las partículas finas del aire que en esta época del año son tiene niveles más altos. La piel de la cara es la más sufrida porque está más expuesta, y la del cuerpo está cubierta y menos expuesta pero eso hace que también esté menos oxigenada

2. Cómo protegerla – Limpieza

La primera regla es el cuidado diario:

“Se tienen que usar limpiadores de baja espuma, ya que son las más delicadas porque no eliminan por completo la película lipídica, cosa que sí ocurre cuando usamos jabones con una gran cantidad de espuma que están llenos de surfactantes”, dice Antonino Di Pietro, director científico de la vida Dermoclinico Cutis Milán. “Es también importante secar la piel, ya que si permanece húmeda tiende a retener más fácilmente las partículas contaminantes y el smog.”

3. ¿Cómo protegerla? – Hidratación  a base de ceramidas

En invierno el frío modifica la capa lipídica de la piel, que por lo tanto tiende a secarse y romperse. Se deben utilizar cremas con ingredientes activos como las ceramidas capaces de recrear la película lipídica y permitir a las células de la superficie que se hagan más compactas.

4. Cómo protegerla – Alimentación con extractos de soja y conchas de crustáceos

También son útiles las cremas a base de fospidin, un compuesto que consiste en fosfolípidos naturales extraídos de la soja y la glucosamina obtenida por la hidrólisis de las conchas de crustáceos.

Los fosfolípidos fortalecen las membranas celulares y mejoran el metabolismo celular mediante la formación de colágeno y elastina.

La glucosamina es una de los principales glicanos de la piel y es el elemento esencial para la formación de ácido hialurónico necesario para mantener la peil hidratada y flexible linda.

5. “Cara de smog”

Según un estudio publicado en el Journal for Investigative Dermatology, los contaminantes del aire dañan la piel favoreciendo la aparición de manchas y arrugas.

Los expertos han llegado a estas conclusiones después de examinar la piel de dos grupos de mujeres: uno vivía en pueblos y otro en la ciudad. Y tras los resultados obtenidos se acabó hablando de “cara de smog”, es decir, que hace referencia a la cara de los que viven en ciudades donde el aire está lleno de contaminantes y por eso tienen un cutis menos saludable y una piel hipersensible.

6. Los efectos de la contaminación sobre la piel

La piel de las personas que viven en zonas donde el aire tiene muchos contaminantes se ve afectado por factores externos. Las partículas finas pueden alterar la película hidro-lipídica, la barrera natural del agua y el sebo que protege la piel.

Estas sustancias nocivas, además de hacer que se pierda la luminosidad de la cara crean en la superficie micro-fisuras y son capaces de penetrar profundamente en la piel. Además actúan sobre el equilibrio interno, alterando y haciendo que las glándulas sebáceas produzcan más sebo. La piel se vuelve más grasa y más vulnerable porque pierde compacidad.

Es un proceso que favorece la aparición de irritación y descamación típica de la dermatitis seborreica.

” Obviamente, si en la piel ya ha habido algunos problemas como el acné, la rosácea y la dermatitis atópica, la contaminación empeora la situación general. Además de la piel, incluso el pelo está más graso y necesitará una limpieza más frecuente.”, afirma Di Pietro.

7. El smog y la piel – ¿Qué podemos hacer?

Cuando los niveles de smog suben notarás que los discos de algodón que se suelen utilizar para limpiar de la piel están negros. Deberás repetir esta operación varias veces antes de eliminar los poros de todas las impurezas.

Te aconsejo que limpies la piel muy bien cada noche y mañana, eligiendo siempre jabones suaves con un pH neutro, y mejor aún si están enriquecidos con nutrientes tales como glicerina.

También es necesario combatir la pérdida de firmeza de la piel, hidratándola y reforzándola, con el fin de restaurar la barrera natural debilitada por los agentes externos. Las cremas más eficaces son las que están enriquecidas con fosfolípidos que actúan sobre las células de la piel o con glucosamina.

8. Sol de invierno

Se estima que el sol fuera de temporada escalda la piel cada año a millones de personas.  Se cuele subestimar el riesgo de quemaduras por el sol en los meses fríos o en las pistas de esquí. Sin embargo, en invierno los niveles de rayos ultravioleta aumenta en un 10-12% cada mil metros de altura, y eso sin tener en cuenta que la nieve refleja el 80% de los rayos, comparado con el 25% o el 15% que puedan hacerlo el mar o la arena.

Por tanto, es importante proteger la piel durante todo el año, en el mar y en la montaña.

9. El daño del sol fuera de la temporada

El acúmulo de quemaduras de sol está directamente relacionado con un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Los expertos recomiendan un poco de sentido común y más atención en la protección del sol, tanto en verano como en invierno. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha aprobado la combinación fármacos que actúan a nivel molecular como vemurafenib-cobimetinib, para el tratamiento del melanoma avanzado o metastásico BRAF mutado, ya que se ha demostrado que aumenta significativamente la supervivencia media de los pacientes hasta aproximadamente 2 años, lo que reduce el riesgo de muerte en un 30%. La mutación del gen BRAF está presente en aproximadamente 50% de los melanomas.

10. Enrojecimiento – Con el frío y la contaminación empeora

Los problemas de piel suelen empeorar con el frío y el viento y tiende a ruborizarse. En los meses más fríos el mayor factor de riesgo es especialmente el cambio de temperatura que se produce cuando se pasa de un entorno externo a uno cerrado y sobrecalentado porque causa la vasodilatación. Los vasos sanguíneos pierden elasticidad y ya no son capaces de volver al tamaño inicial. Es por eso que el enrojecimiento se vuelve crónico.

Y  la contaminación es otro factor de riesgo para las enfermedades relacionadas con el enrojecimiento debido a que las partículas finas cuando llegan a nuestra piel, aunque sean pequeñas, pueden llegar a las primeras capas de la epidermis y estimular el sistema inmunológico provocando procesos inflamatorios y una dilatación de los vasos capilares.

11. Enrojecimiento – Signo de un problema

Cuando la cara se vuelve roja sin que sea una razón de vergüenza o emociones fuertes, es una señal que no debe subestimarse, ya que puede ocultar un problema.

De hecho, el enrojecimiento que aparece en la cara o en cualquier otra zona del cuerpo siempre está vinculado a una dilatación excesiva de los vasos sanguíneos de la dermis y de un mayor suministro de sangre en la piel que, con el tiempo, puede dar lugar a numerosos problemas que van desde envejecimiento prematuro a enfermedades como eritrosis, cuperosis o rosácea.

12. Enrojecimiento – Causas

Cuando los capilares se dilatan, la velocidad de flujo de la sangre tiende a disminuir, de manera que las células de la piel están menos oxigenadas y ralentizan su metabolismo. Esto conduce a una menor producción de colágeno y elastina, por eso se da un envejecimiento prematuro.

La dilatación de los capilares debido a un estancamiento provoca un aumento de temperatura de la superficie y una mayor estimulación de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Esto se repercute en un crecimiento excesivo de ácaros (normalmente Demodex folliculorum) responsable del enrojecimiento persistente, eritrosis, y rosácea.

13. Enrojecimiento – Impacto psicológico

Se ha publicado recientemente en la revista Dermatology & Therapy un amplio estudio internacional en el que participaron 6.831 personas sobre el impacto del rubor facial en pacientes con rosácea. En el estudio los participantes de 8 países dieron resultados sorprendentes.

El 12% de los encuestados tenían enrojecimiento asociado con la rosácea y se vio que la condición tuvo una influencia significativa en un nivel emocional en el 77% de los casos y vivían esta situación de una manera embarazosa un 46%.  Es más, el 22% de los encuestados llegaban a padecer depresión por culpa de ello.

14. Acné y rosácea – Causas y síntomas

Las temperaturas extremas estimulan el vasoespasmo y con ello la apariencia del enrojecimiento asociado con una sensación de calor y ardor.

Se trata de una enfermedad inflamatoria de la piel que se produce principalmente en las áreas centrales de la cara como las mejillas, la nariz y los párpados, y que afecta a 3,2 millones de personas, aproximadamente el 7-8% de la población adulta.

Se presenta con enrojecimiento, eritema persistente, pústulas, capilares superficiales y la piel de la cara está seca. También están presentes otros síntomas tales como dolor, ardor y aumento de la sensibilidad de la piel y, en algunos casos, enrojecimiento, sequedad e irritación de los ojos.

Aunque las causas de esta enfermedad aún no se conocen con exactitud, existen varios factores desencadenantes que han sido identificados como por ejemplo la ingesta de alimentos picantes, alcohol, bebidas calientes, incluso también el estrés emocional, la exposición a la luz UV y/o fuentes de calor.

Además, en la piel de los pacientes con rosácea se han encontrado altas cantidades de Demodex folliculorum, un ácaro generalmente inofensivo, que parece tener un papel en el desarrollo de las dermatosis.

15. Acné y rosácea – ¿Qué hacer?

Actualmente existen varias terapias para reducir el enrojecimiento asociado con la rosácea. Por ejemplo, la brimonidina, que actúa a través de la vasoconstricción cutánea directa; o doxiciclina, un antibiótico que ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias potentes, pero en el tratamiento de la rosácea se utiliza en dosis más bajas y de liberación sostenida a fin de no aumentar la resistencia a los antibióticos.

Existe un nuevo tratamiento para la rosácea basado en ivermectina, una nueva molécula (cuyo uso para el tratamiento de la malaria le valió el Premio Nobel de Medicina de los investigadores que la descubrieron) y que está revolucionando el tratamiento de la rosácea papulopustular por tener tanto propiedades anti-inflamatorias como antiparasitarias.

Se ha demostrado la eficacia de la ivermectina en comparación con un placebo obteniendo  una tasa de éxito (es decir, ausencia o reducción sustancial de pápulas y pústulas) de entre el 38,4% y 40,1%.

Los pacientes que usaron una crema de ivermectina continuaron mejorando con efectos secundarios mínimos en comparación con los pacientes tratados con ácido azelaico, una terapia ampliamente usada para la rosácea.

16. El acné – Un problema para todas las edades

El acné afecta a casi 9 de cada 10 adolescentes y a un 10-20% de los adultos. Entre los que deciden tratar la enfermedad un 20% va al dermatólogo y el otro 10% consulta al médico de cabecera o pediatra. El 70% de los pacientes que no se lo trata sólo usa cosas por el boca en boca, y subestima el problema ,lo que agrava su cuadro clínico.

17. El acné – El impacto

Un estudio reciente publicado en biopsicosocial Med dice que independientemente de la edad en que se produce, el acné tiene importantes implicaciones psicológicas en el que se incluyen la timidez (71%), dificultad para hacer amigos (24%), problemas en la escuela ( 21%) e incluso dificultades para encontrar empleo (7%).

De acuerdo con el mismo estudio, llevado a cabo en Estados Unidos en una muestra de más de 2.000 pacientes, se estima que la reducción en la calidad de vida en personas con acné es similar a la asociada a los pacientes con enfermedades como la diabetes, artritis, asma y epilepsia.

Si no se trata adecuadamente el acné puede dejar marcas permanentes y cicatrices, hipopigmentación o hiperpigmentación persistente ya veces desfiguran las zonas afectadas.

18. El acné – Cuidado con los antibióticos

Según las últimas dDirectrices de la Academia Americana de Dermatología los antibióticos para el tratamiento del acné se deben utilizar con precaución y sólo en las formas más graves de la enfermedad.

Los datos de resistencias creadas en los antibióticos son preocupantes. Se han dado un aumento del 40% en veinte años en las resistencias a antibióticos, y muchos de ellos ​​eran utilizados para el tratamiento del acné.

Se debe evitar el uso concomitante de antibióticos orales y tópicos, particularmente si químicamente son diferentes y se tratada de una terapia prolongada. Para el acné provocado por Propionibacterium acnes, la bacteria responsable de la aparición de ciertos tipos de acné, se ha generado una gran resistencia tanto a la eritromicina como la clindamicina, una resistencia cruzada que llega al 50% de los pacientes tratados.

19. El acné – ¿Qué podemos hacer?

El acné es una enfermedad crónica que requiere tratamiento a largo plazo, no una cura sintomática.

La Academia Americana de Dermatología recomienda, para muchas formas de acné, la asociación de retinoides tópicos y peróxido de benzoilo (BPO) como ataque y terapia de mantenimiento para el tratamiento del acné.

Esta asociación ha demostrado que tienen un alto perfil de seguridad y eficacia en la reducción de las lesiones según un estudio publicado en el Diario Journal of Drugs in Dermatology llevado a cabo en 452 pacientes durante 12 meses mediante la aplicación del producto sobre la piel una vez al día.

El peróxido de benzoilo evita la proliferación de la bacteria y el retinoide sintético actúa gracias a sus propiedades anti-inflamatorias y ayuda a reducir las lesiones.

20. Cuidado con el uso de bufandas

Si eres propenso a padecer acné mejor que no te cubras demasiado. Las bufandas pueden agravarlo y hacer que aparezca. Esto sucede porque se respira en la bufanda y esto crea focos de calor con el aliento. La piel se enfría y se forma humedad entre la bufanda de lana y la piel que la debilita y puede causar foliculitis. Sobretodo debido al hecho de que las partículas del efecto smog sobre una piel húmeda pueden penetrar fácilmente e irritar los folículos .

21. La dermatitis seborreica también empeora con el frío

La dermatitis seborreica afecta a un  7% de la población y empeora en invierno. Es una enfermedad inflamatoria de la piel que se presenta principalmente en el cuero cabelludo y en la línea del cabello y las cejas, pero también en los bordes de la nariz y detrás de las orejas.

Todas estas áreas del cuerpo son particularmente ricas en glándulas sebáceas que producen sebo en la piel.

La piel afectada por dermatitis seborreica presenta enrojecimiento, escamas amarillentas secas o grasas, además de foliculitis del cuero cabelludo y, a veces, pequeñas costras.

22. La dermatitis seborreica. – ¿Qué hacer?

A día de hoy  podemos intervenir directamente sobre los signos de la dermatitis seborreica gracias a una nueva sustancia activa: Alukina.

Este compuesto se prepara a partir de tres sustancias naturales: el alumbre, con acción antiséptica, ácido glicirretínico, con efectos anti-enrojecimiento, y el retinol que estimula la renovación celular.

La crema debe ser prescrita por el médico que establece el tiempo y el método de aplicación. Por lo general, para obtener resultados notables bastan sólo dos semanas de terapia.

Normlamente la crema debe aplicarse en las zonas en las que muestran signos de dermatitis dos veces al día, mañana y tarde, después de la limpieza. Pero insisto en que el médico debe decir la posología exacta según el caso.

23. Psoriasis – El frío también la empeora

La psoriasis está relacionada con una alteración de los queratinocitos que, tras la activación de las células T del sistema inmune, causando manchas oscuras antiestéticas y escamosas en todo el cuerpo, especialmente en los codos y las rodillas.

En verano, el sol reduce las manifestaciones de esta enfermedad e inhibe los mecanismos inflamatorios pero el frío lo estimula y agudiza. En esta época suelen aparecer escamas blancas desagradables que pueden ser localizadas en el cuero cabelludo, codos o rodillas, o incluso llegar a cubrir todo el cuerpo.

24. La psoriasis – ¿Qué hacer?

Es de vital importancia mantener la piel bien hidratada utilizando cremas a base de urea o lactato de amonio que ayudan a disminuir el enrojecimiento y la picazón.

También son buenas las cremas de salicílico y en los casos en los que sea necesario se puede recurrir a las cremas con esteroides junto con la vitamina D3, que tienden a regularizar la queratinización que se altera en el caso de la psoriasis.

Recomiendo poner trapos húmedos sobre la calefacción de la casa y usar humidificadores ya que la humedad y el calor extremo pueden empeorar el problema.

25. Alimentos que protegen la piel

Puedes proteger la piel contra el frío y el smog mediante una buena elección de alimentos. Por ejemplo, el consumo de espinacas y  zanahorias, que contienen vitamina E, útiles contra el enrojecimiento, así como los cítricos, kiwis, tomates, pimientos, col y ebrócoli, ya que son ricos en vitamina C que aumenta las defensas inmunitarias y mantiene las paredes elásticas de los vasos sanguíneos.

También puedes incluir en la dieta bayas, ya que contienen flavonoides, sustancias ideales para mejorar la circulación de la sangre.

Y no debes olvidar la leche ya que contiene vitamina B8, que mediante la estimulación de las células mejora el cutris, y vitamina B6, que es esencial para la reconstrucción de la epidermis y ayudar a combatir las impurezas de la piel.

Otros alimentos que podemos incluir serían el hígado y el arenque que contienen vitamina A, importante, ya que repara y renueva las células de la piel, y el bacalao y la caballa que son ricos en omega-3, las “grasas buenas” que nos mantienen jóvenes .

About these ads

4 Trackbacks y Pingbacks

  1. Laurel: propiedades, beneficios y contraindicaciones – Salud y Bienestar Blog
  2. Remedio natural para el acné y espinillas – Salud y Bienestar Blog
  3. Piel atópica: consejos que debes seguir – Salud y Bienestar Blog
  4. Cómo eliminar manchas y pecas. Tratamientos y consejos

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: