About these ads

Remedios y consejos para el dolor de garganta

Remedios y consejos para el dolor de garganta

Ponte el fular, sácatelo. Ponte la chaqueta, quítatela… Esta época se caracteriza por el “efecto cebolla” en el que llevamos varias capas y pasamos tanto calor como frío con lo cual nos tapamos o destapamos varias veces al día.  Y entonces… aparece el dolor de garganta.

En este periodo del año en un solo día puede hacer sol, lluvia, viento o nubes y nos adaptamos al momento pero es una árdua batalla contra  nuestro sistema inmunológico. La aparición de dolor de garganta es muy habitual. De hecho a diario me vienen a la farmacia  (y más ahora que hay personas mayores de los viajes del imserso).

Aunque no es un problema grave sí que resulta muy molesto y puede hacer que comamos mal, no hablemos porque nos duele y que estemos a disgusto. El sólo hecho de toser o intentar tragar alimentos puede ser una “tortura” en ese momento si nos duele la garganta.

Aquí os dejo algunos remedios caseros para el dolor de garganta.

1.Dormir en un ambiente más húmedo  de lo habitual

Se puede hacer con la ayuda de un humidificador. La humedad adicional ayudará a calmar el dolor de garganta dolorida. Dicen que Mariah Carey antes de un concierto siempre duerme en una habitación llena de humidificadores. Aunque debo decir que llenar la habitación de humidificadores no sería muy aconsejable por los problemas de reuma que puede dar, sólo es necesario uno.

2. Tomar un té caliente con miel

No hace falta decir que este es el clásico remedio de la abuela. En lugar de té se puede hacer con leche y miel, eso a gusto del consumidor.  Aunque parezca poca cosa es un remedio que hace años que se usa y que va bien para poder dormir con tranquilidad sin estar sufriendo por el molesto dolor.

3. Comer algo frío (helado)

Al igual que el calor, el frío puede llegar a adormecer la zona dolorida y aliviar la garganta. Y mejor comerlo chupándolo, no tragando trozos grandes que aún sería peor.

4. Gárgaras con vinagre de manzana

Éste posee propiedades anti-bacterianas. Simplemente mezcla dos cucharadas de vinagre de manzana soperas en medio vaso de agua y haz gargarismos con él.

5. Gárgaras con agua, sal y unas gotas de limón

Te ayudará tanto a calmar el dolor de garganta como a desbloquear las vías respiratorias en caso de tener congestión nasal.

Hay que decir que aunque la mayoría de veces las irritaciones de garganta sede a por una infección vírica a veces puede ser bacteriana. Recuerda que siempre que el dolor de garganta venga acompañado de escalofríos o fiebre, o que veas que tienes las amígdalas inflamadas debes acudir a un médico. No se deben tomar antibióticos sin el consentimiento del médico. Si es por una infección vírica los antibióticos no nos servirán de nada y sólo pueden generar resistencias haciendo que luego no nos sirvan para una infección bacteriana.

Y mejor que no comas alimentos que puedan irritarte aún más la garganta como los cítricos. En caso de que el dolor no pueda dejarte dormir puedes recurrir a los analgésicos como el paracetamol o ibuprofeno (éste también servirá para desinflamar la garganta por lo que suele dar mejores resultados).

Luego no debemos olvidar los caramelos para la garganta. Nos pueden servir los de eucalipto o menta porque el mentol es frío y hace ese efecto calmante del que os he hablado antes con el helado. Con este mismo efecto de frescor para la garganta destaco las pastillas Juanola® de toda la vida que también sirven para aliviar el dolor de garganta.

Otro tipo serían los caramelos de miel y limón que tiene una acción antiséptica sobre la garganta y que además la suaviza. Quizás las más conocidas sean las Ricola®. Al menos son de las que más salen en la farmacia, aunque hay que decir que hay muchas marcas que hacen este tipo de caramelos.

Luego estarían los “caramelos” para chupar para la garganta que contienen principios activos como antisépticos, anestésicos, anti-bacterianos o anti-inflamatorios.

Normalmante se suele usar clorhexidina como antiséptico, tal es el caso de pastillas como Angileptol®, Frenagar®, Hibitane®, Bucometasana®

En el caso de los anestésicos destaca la benzocaína , que encontramos en la archiconocida Lizipaina®,  Angileptol®, Faringesic®, Gardyol®… entre otros, y la lidocaína que contienen pastillas como Strepsils® o Bucomax®.  Me gustaría también resaltar otra pastilla para chupar que está dando muy buenos resultados porque a pesar de contener como principio activo un mucolítico, que a primera vista puede parecer que no tenga que calmarnos el dolor, tiene un efecto anestésico tres veces más grande que los que he mencionado antes, se trata del mucolítico ambroxol y se vende bajo el nombre de Lizipadol®.

En cuanto a los antibacterianos más usados hay la bacitracina (Lizipaina) o la tirotricina (Bucometasana).

En cuanto al poder desinflamante de estas pastillas vuelvo a mencionar el efecto de Lizipadol porque también ayuda a desinflamar la garganta a parte de ser un gran anestésico. La verdad es que me ha sorprendido gratamente el efecto que tiene sobre el dolor de garganta. Strepfen® es un medicamento con flurbiprofeno ( de la misma familia que el ibuprofeno) que puede usarse tanto es spray como en forma de caramelos para chupar.

Otros sprays que pueden ayudar a calmar el dolor y actuar como antiinflamatorios serían los que contienen corticoides como dexametasona (Phonal Spray®) o hidrocortisona (Anginovag®).

También pueden hacerse gargarismos con Tantum verde® que contiene bencidamida con acción antiinflamatoria (también lo hay en spray y pastillas para chupar).

Como veis hay una amplia gama de remedios y productos que se pueden usar para acabar con el dolor de garganta. ¿Para que seguir sufriendo?

About these ads

4 Trackbacks y Pingbacks

  1. Miel de Manuka contra la bacteria MRSA – Salud y Bienestar Blog
  2. Miel de Manuka contra MRSA – Salud y Bienestar Blog
  3. He aquí una forma rápida de eliminar el sarro de los dientes – Salud y Bienestar Blog
  4. Resfriado y dolor de garganta: limón, miel y jengibre

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: