About these ads

Ositos de goma: no son tan “inofensivos” como parecen…

Ositos de goma

Seguro que te has comido alguna vez los clásicos ositos o algunos caramelos de goma por el estilo pero,  ¿sabes qué tienen ingredientes de origen animal?. ¿Sabes de qué están hechos?

 

¿Hay gelatina animal en estos caramelos de goma?. Sí, contienen cola de pescado (también conocida como colapiscis o ictiocola), un ingrediente que suele pasar por desapercibido la mayoría de las veces pero que en realidad está presente en muchos de los alimentos que comemos como algunos postres, pasteles o caramelos de goma. Si lo buscáis en la composición de los postres que tomáis lo veréis como E441, y lo podéis encontrar como ingrediente principal o como un aditivo. Suele usarse como espesante o gelificante.

Si quieres seguir una dieta vegetariana o vegana mejor que prestes atención y compruebes si en la etiqueta aparece el acrónimo E441.

A parte del nombre “cola de pescado”, que hace referencia a los pescados, la gelatina de estos caramelos de goma no se compone de ingredientes que deriven de productos marinos. Sí es cierto que al inicio se usaba el colágeno que se encontraba en la vejiga de los pescados para obtener un compuesto pegajoso, pero hoy en día la gelatina que comemos de estos caramelos procede principalmente de los residuos de las matanzas de cerdos y vacas (es decir de las pezuñas, huesos, piel, ligamentos, vísceras…). De hecho, muchas veces la gelatina que encontramos en mermeladas envasadas, dulces, helados, flanes, natillas, golosinas y ciertos alimentos de confitería ya preparados contienen  este colágeno derivado de la piel y los huesos de cerdos y vacas.

Composición que suelen tener los caramelos de goma: almidón ( puede usarse harina o fécula de patata), azúcar, miel, agua, ácido cítrico y jarabe de frutas (que es lo que le da el sabor a distintos tipos de fruta).

Posibles efectos adversos

Y como bien he dicho, la gelatina procedente de los animales no es tan inofensiva como  podríamos pensar, y no sólo por el hecho de usar los residuos de las matanzas sino que también pueden dar algunos efectos negativos sobre la salud. Varias investigaciones llevadas a cabo sobre el tema demuestran que esta sustancia puede provocar la aparición de alergias o asma. Por lo general estos efectos se dan porque la gelatina que proviene de los animales suele contener glutamato monosódico (E621) o sulfitos (E220).

Alternativas

La gelatina de origen animal puede ser sustituida por ciertas plantas que son excelentes alternativas para no usar la cola de pescado tradicional. Entre las más usadas me gustaría destacar el agar agar (E406), extraído de algas rojas, concretamente de la familia Gracilaria. Es inofensiva, no tiene efectos adversos pero no se debe consumir en cantidades grandes porque puede hacer que se absorba menos el hierro o el calcio o incluso tener una cierta acción laxante, aunque no se considera perjudicial.

Otra alternativa que quisiera nombrar es la carragenina (E407), que también se extrae de algas rojas. Aunque en este caso no debe superarse la dosis IDA (límite diario) de hasta 50mg/Kg, con el fin de evitar trastornos digestivos. Con este hay que ir con cuidado porque el cuerpo no lo puede metabolizar y si se consume en cantidades superiores puede dar problemas como intolerancia a la glucosa o resistencia la insulina entre otros efectos adversos, según un estudio realizado por Tobacman JK. que podemos encontrar en Pubmed.

Y por último, me gustaría incluir entre las alternativas la pectina (E440), la cual se extrae de las paredes celulares de las plantas y frutas y se utiliza a menudo como un espesante para elaborar cremas, salsas, mermeladas y bebidas. Es inofensiva, no tiene efectos adversos.

Quizás ahora ya no veas con los mismos ojos a los dulces ositos de goma…

About these ads

4 comentarios en Ositos de goma: no son tan “inofensivos” como parecen…

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: