About these ads

¿Tengo hongos o infección de orina (cistitis)?

¿Tengo hongos o infección de orina (cistitis)?

¿Sabes distinguir una infección de orina de hongos? Te enseño a poder diferenciarlo de forma muy sencilla.

Las infecciones de orina son muy comunes, sobretodo en las mujeres ya que el 60% de las mujeres padece de cistitis alguna vez en la vida. Se trata de un crecimiento en el número de microorganismos que se encuentran en el tracto urinario y que resultan bastante molestos.

Por lo general suele darse más en mujeres que tienen relaciones sexuales. No significa que siempre que se tenga cistitis sea porque se haya mantenido una relación con alguien pero sí que está en el punto alto de las estadísticas que causan este tipo de infección.

El doctor José María Cots,coordinador del grupo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), lo confirma, “Cuanto más sexualmente activa es la mujer, más probabilidades tiene de tener una infección de orina”.

Además añade que normalmente las otras causas que originas una infección suelen estar relacionadas con otro tipo de trastornos como por ejemplo los que afectan a los riñones (los cálculos renales es otro clásico dentro de las infecciones vaginales).

También suele ser muy frecuente en personas con diabetes o con las defensas bajas. De hecho, aquellas personas que tienen que pasar por algún tipo de tratamiento para el cáncer como la quimioterapia suelen tener cistitis bastante a menudo. Y las mujeres embarazadas son otro blanco fácil de los microorganismos.

Infección de orina y hongos, síntomas

Un infección de hongos es muy fácil de coger porque cosas tan simples como alimentos en mal estado, frío o comer demasiado azúcar pueden favorecer su aparición. Por ejemplo, alimentos como lácteos, azúcar, trigo y harinas blancas, fruta, levaduras y bebidas fermentadas tipo cerveza pueden favorecer la aparición de candidiasis. O bien dejarse el bañador puesto y mojado, un clásico de mi farmacia que está en una zona de playa, fiesta y piscinas…

Pasemos a ver la forma de distinguir entre infección de orina bacteriana u hongos.

Infección bacteriana:

  • Aumentan las ganas de ir al baño. De hecho muchas veces se convierte en algo casi insoportable porque cada 10 minutos se tiene esa sensación de querer ir al baño a hacer pipí y cada vez que se va no se hace más que unas simples gotitas.
  • Además, al hacer pipí suele escocer y doler. También al mantener relaciones sexuales.
  • Orina de un color turbio y algo más espeso.
  • Puede haber sangre aunque no siempre se ve.
  • Suele hacer olor a pescado muerto.
  • Dolor abdominal o de espalda.

Infección por hongos

  • Secreción más espesa de la orina.
  • Suele picar mucho.
  • Se inflama la zona vaginal.
  • Puede causar dolor o tener ganas de ir a orinar, por eso muchas veces se confunde con una infección bacteriana.

Es importante recordar que en este tipo de infecciones (cistitis) no da fiebre, así que a alguna de vosotras le sube la temperatura es muy probable que no se trate de una cistitis y tendrás que ir al médico lo antes posible para que te analice y diagnostique. En caso que la infección haya llegado a los riñones, por ejemplo, sí que podría dar fiebre y eso es motivo urgente de visita al médico. También recomiendo ir al médico para que diagnostique y verifique el tipo de infección que tenemos, fúngica o bacteriana, y así poder hacer el tratamiento adecuado.

Diagnóstico y tratamientos de la cistitis

Diagnóstico

Si vamos al médico para que nos hagan un diagnóstico lo más normal es que se haga mediante tiras reactivas de orina. Simplemente hay que hacer pipí sobre la tira reactiva para que reaccione en caso que haya infección y así poder detectarla.  La presencia de  nitritos, leucocitos o sangre son una evidencia de infección, aunque tampoco es seguro 100% sino que se calcula que es una prueba fiable sobre un 70%.  El 30% restante para aclarar si se trata o no de una infección bacteriana es conocer los síntomas de la persona.

Tratamiento para infección bacteriana (Cistitis)

  • Antibiótico, siempre prescrito por el médico. Suele emplearse trimetoprim, amoxicilina o ampicilina. Aunque cada vez se usan más otro tipo de antibióticos como ofloxacino, ciprofloxacino o trovafloxina.
  • Mantener limpieza. Cada vez que se tenga una relación sexual o se vaya al baño debemos limpiarnos bien con jabones especiales y que la zona quede seca. De hecho es recomendable lavarse una vez al día con un jabón suave y sin perfumes, eso sí, sólo una vez al día porqué más es contraproducente.
  • No hacer duchas vaginales. Recomiendo leer el siguiente artículo que sirve también para cuando no hay embarazo y que habla sobre las duchas vaginales y sus riesgos: Higiene íntima durante el embarazo. Qué se debe hacer y qué no.
  • Tomar suplementos naturales como Gayuba, arándano, diente de león, violeta, diente de león o vara de oro que ayudan a acidificar el tracto urinario y desinflaman la zona. Recomiendo leer Arándano negro/azul: propiedades, beneficios y contraindicaciones.
  • Beber mucha agua.
  • Reducir el consumo de alcohol, especias y café.
  • No reprimirse las ganas de orinar.
  • No dejarse la ropa mojada.
  • Usar ropa de algodón y transpirable.
  • Si se va a mantener una relación sexual sería bueno ir al baño antes y después del acto.
  • En las relaciones sexuales es mejor hacer uso de lubricantes. Muchas de las veces que se producen infecciones vaginales es porque se irrita la zona de la vagina durante el acto sexual y los lubricantes lo evitan.

Tratamiento para hongos (Candidiasis)

  • Aplicar calor sobre los ovarios. Lo mejor es usar mantas eléctricas o bolsas de calor. Esto ayuda frenar la infección.
  • Hacer baños de bicarbonato y agua templada.
  • Mantener limpieza. Lo mismo que en el caso de cistitis.
  • Tomar suplementos naturales como Gayuba, diente de león, violeta, diente de león o vara de oro que ayudan a acidificar el tracto urinario y desinflaman la zona.
  • Cremas tópicas con antifúngicos como el clotrimazol o bien óvulos o comprimidos vaginales de la misma composición.
  • Usar ropa de algodón y transpirable.
  • No dejarse la ropa mojada (bañador al salir de la piscina, por ejemplo).
  • Si persisten pueden darse antifúngicos orales tipo fluconazol.

About these ads

2 comentarios en ¿Tengo hongos o infección de orina (cistitis)?

  1. Es importante recordar a los hombres, que si tu pareja tiene en curso una candidiasis severa, puede contagiarte durante la relación sexual las cándidas y producirte una “prostastitis a candida” con inflamación prostática, y que cuesta mucho curar por lo difícil que es alcanzar con medicación antimicótica específica.
    No obstante las diferencias muy bien anotadas en el artículo, siempre es recomendable para diferenciar entre ambas patologías, un análisis de orina y bacteriológico en el laboratorio de su “bioquímico” amigo.
    Saludos

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿De qué color es tu orina? Esto es lo que significa...

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: