About these ads

¿Te arrepientes de tu tatuaje? Esto es lo que deberías saber antes de quitártelo…

¿Te arrepientes de tu tatuaje? Esto es lo que deberías saber antes de quitártelo...

¿Cuántas personas se hacen un tatuaje y al poco tiempo se arrepienten de habérselo hecho?

Las razones pueden ser muy diversas, pero el problema es el mismo para todos: “¿Cómo deshacerse de ese tatuaje hecho cuando era o estaba demasiado joven/ demasiado enamorado / demasiado bebido…?.

De acuerdo con los datos de Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber solamente en 2014 aumentó un 30% la demanda de querer borrarse del cuerpo algún tatuaje. Y cuando pasan 5 años desde que se ha hecho el tatuaje el 60% de la gente querría eliminarlo.

“Eliminar un tatuaje es mucho más difícil que hacerlo, y no siempre se puede lograr” – dice Luca Siliprandi, vicepresidente cirujano plástico de Aicpe.

Los tatuajes muchas veces se lo hacen los jóvenes sin pensar que es una señal de que estará con nosotros para siempre.

Muchos de ellos se cansan, cambian los gustos y pasiones y luego deciden borrar el dibujo o la escritura. Algunos lo hacen por el trabajo. Aquellos que quieren alistarse en el ejército, cuerpo de policía, mundo de las finanzas… no tienen que tener tatuajes. 

He aquí diez cosas que debemos saber cuando se decida a decir adiós a un tatuaje:

1) No siempre es posible la completa eliminación. El láser no siempre elimina todos los tatuajes. No es como usar una goma de borrar para eliminar el lápiz de un trozo de papel. La eficacia del tratamiento dependerá del color, profundidad, densidad y tipo de pigmento uso. A parte del tipo de piel del paciente, es decir, desde el color de su piel (blanco, aceituna, negro)…

2) Hay mucho intrusismo en el tema – El mejor camino a seguir es solicitar ayuda de profesionales experimentados, capaces de ofrecer técnicas modernas. Por el momento la técnica más eficaz es el láser q-switchati (o láser QS). Es una técnica que usa un láser de muy corta duración (nanosegundos, unas pocas millonésimas de segundo). Esto destruye las células en las que se han introducido los pigmentos, rompiéndolas en fragmentos más pequeños (diámetro que varía de 10 a 100 milésimas de milímetro). Así se permite que se eliminen por los fluidos corporales o por la migración celular en cuestión de días o semanas. Los tratamientos deben ser constantes, espaciados por un gran período de tiempo (normalmente 45 – 60 días) para permitir la eliminación espontánea de los pigmentos. Así se consigue eliminar de forma progresiva el tatuaje.

Ahora ha aparecido un tipo de tatuajes especiales que duran sólo varios años y que pueden ir rehaciéndose si se quieren mantener. Os recomiendo leer Ephemeral Tatoos. ¡Los tatuajes ya no son para toda la vida!.

3) Elegir el momento adecuado del año para hacerlo. Es necesario calcular bien el tiempo, porque la eliminación de un tatuaje es un proceso largo que necesita varias sesiones espaciadas alrededor de 6-8 semanas. La exposición de la piel tratada al sol o a lámparas solares se debe evitar por lo menos un mes entre sesión y exposición, cuidando. Además, en las primeras exposiciones se deben usar cremas con filtro solar de alta protección (30+ en pieles muy oscuras y  50 + en el resto de pieles).

4) Es difícil calcular cuántas sesiones serán necesarias. Es difícil saber de antemano cuántas sesiones se deberán hacer para eliminar un tatuaje. Puede variar de 3 a 5 sesiones en tatuajes menos complicados, o llegar a 8-12 sesiones en casos más difíciles. En un pequeño porcentaje de los casos, el tratamiento puede ser insatisfactorio. Depende de varios factores: el tipo de tatuaje (los tatuajes profesionales son normalmente más difíciles de eliminar debido a la profundidad del pigmento y a su alta densidad); el color (verde, azul y especialmente el amarillo, son muy difíciles y a veces imposible de eliminar. El rojo, en algunos casos, incluso puede oscurecerse por el efecto del material ferrosos presente en el pigmento). Los tatuajes más antiguos son más fáciles de eliminar que las más nuevos, porque el cuerpo ya ha eliminado una parte del pigmento.

5) Contra más grande sea el tatuaje más tiempo se tarda. La duración de cada sesión depende de la zona del tatuaje a quitar. Un área de superficie de 4 cm se trata en unos diez minutos. Los tatuajes cosméticos (cejas, labios, la areola, camuflaje de cicatrices…) de color marrón-naranja o rosado, deben ser tratado con mucho cuidado. Se deben realizar pruebas en áreas pequeñas antes de proceder a completar el tratamiento. Si contienen zinc u óxido de titanio y si son tratados con láser QS puede ennegrecer de forma irreversible.

6) Se puede dejar un tatuaje a medio eliminar. El paciente debe ser consciente se que está a medias.

7) Para presumir hay que sufrir … El tratamiento con láser Q-S es doloroso. Para reducir el dolor normalmente se aplica una crema anestésica 30 minutos antes de la sesión y durante el tratamiento se apliqca hielo sobre la piel.

8) Cuanto más oscura es la piel, más difícil será eliminarlo. La eliminación de tatuajes da más problemas en las personas con piel oscura. Existe un alto riesgo de alteración de la pigmentación. Tampoco es recomendable eliminar tatuajes en personas con tendencia a desarrollar cicatrices hipertróficas o queloides, o que presenten infecciones activas. 

9) El “post-operatorio”. Después del tratamiento se forman ampollas en la piel. Entonces se recomienda usar ungüentos o cremas con antibióticos y aplicar un apósito oclusivo con una gasa de vaselina durante un día o dos, hasta que se formen costras.

10) El “síndrome del” fantasma del tatuaje. Por último es bueno saber que cuando se elimina un tatuaje suele aparecer el “fantasma del tatuaje”. Es decir, que la zona donde había el tatuaje queda como si hubiera una sombra. Puede tardar varios años en desaparecer o incluso restar allí para siempre.

About these ads

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿Te arrepientes de tu tatuaje? Esto es lo que deberías saber antes de quitártelo .. | ' Ace Friends News '

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: