About these ads

Vitamina K, necesaria para el cuerpo pero también un peligro…

Alimentos con vitamina K

La vitamina K es una vitamina soluble en grasa, esencial para el proceso de la coagulación normal de la sangre, pero un peligro si se toma en exceso…

Cuando hablamos de vitamina K estamos haciendo referencia a una serie de compuestos liposolubles conocidos como naftoquinonas:

  • La vitamina K1 (fitonadiona)que está presente en los vegetales de hoja verde y el aceite de oliva. Esta la forma natural de la vitamina K.
  • Luego tenemos la vitamina K2 (menaquinona) sintetizada por la microflora intestinal. En comparación con la K1 produce mucha menos cantidad.
  • Y por último la vitamina K3. Esta es un producto sintético en forma soluble con el agua que se utiliza en distintas terapias. Es la que podemos encontrar en las farmacias como suplemento alimenticio.

La vitamina liposoluble juega un papel muy importante en el proceso de la hemostasia. Hay alimentos en las que se encuentra y que podemos captar para beneficiarnos de sus propiedades. Lo más frecuente es encontrarla en los vegetales de hoja verde (espinacas, lechuga, brócoli, coliflor, coles de Bruselas) y, en menor cantidad, en granos, carne y productos lácteos.

La principal función o propiedades de esta vitamina es su acción antihemorrágica. De hecho es necesaria para la coagulación de la sangre y es esencial para la producción hepática de los factores de coagulación VII, VIII, IX y X.

En condiciones normales la vitamina K se sintetiza por la flora intestinal: por eso no suele haber problemas de deficiencia de esta vitamina. Aunque “no suele” no significa que nunca ocurra, a veces sí hay carencia.

En este vídeo encontraréis más propiedades de la vitamina K:


Vitamina K. ¿Sabes qué efectos tiene en tu cuerpo? por compartircosasbuenas

Deficiencia de vitamina K…

Hay situaciones que pueden hacer que se de este déficit por ejemplo con el subministro de algunos fármacos como antibióticos, sulfonamidas, salicilatos, fármacos anticonvulsivos... Este tipo de medicamentos interacciona con las bacterias intestinales y puede producirse un déficit de la vitamina mientras se siga el tratamiento. ¡Cuidado con ciertos productos para adelgazar tipo Orlistat (Alli ®, Xenical®), que también limitan la absorción intestinal de las grasas!

Otro caso en que puede haber esta deficiencia es que se de una absorción intestinal insuficiente (por ejemplo por falta de bilis).

Complejo De Vitamina K 60 Comp.
Comprar complejo de vitamina K1 y K2

También los trastornos hepáticos como por ejemplo una insuficiencia hepática grave pueden hacer que se produzca una carencia.

También están en riesgo personas con desnutrición crónica (en estos se incluyen personas con dependencia del alcohol) o con condiciones que limitan la absorción de vitaminas en la dieta, como la obstrucción biliar, enfermedad celíaca, colitis ulcerosa, fibrosis quística …

Cuando hay menos vitamina K de la necesaria nuestro organismo no coagula la sangre con normalidad y esto puede dar problemas como epistaxis (hemorragia nasal), hematuria (sangre en la orina) o sangrado estomacal. Esto pasa porque si no hay la suficiente cantidad de vitamina K puede conducir a la deficiencia de factores de coagulación y esto a un sangrado excesivo.

En niños prematuros suele darse esta vitamina para evitar problemas de sangrado relacionados con el parto o bien cuando se planifica una intervención quirúrgica, también para evitar riesgo de sangrado.

La warfarina es un anticoagulante que funciona mediante la inhibición de los factores de coagulación dependientes de la vitamina K. Siempre debe ser prescrita por un médico, nunca se puede tomar así porque sí. El facultativo suele prescribir warfarina en casos de personas con trastornos como fibrilación auricular, si llevan válvulas cardíacas artificiales, si tienen antecedentes de coágulos sanguíneos graves, si ha presentado trastornos de coagulación (hipercoagulabilidad), o en caso de colocación de catéteres. Por lo general, se requieren análisis de sangre regulares para evaluar el grado de adelgazamiento de la sangre, mediante una prueba de tiempo de protrombina (TP) o International Normalized Ratio (INR).

La vitamina K puede reducir los efectos anticoagulantes de la warfarina y también puede reducir el valor de PT o de INR y por lo tanto aumentar el riesgo de coagulación. Por eso se recomienda que las personas que toman warfarina eviten en la medida de lo posible tomar alimentos con alto contenido en vitamina K (como las verduras de hoja verde) y, por supuesto, suplementos de vitamina K.

Los alimentos ricos en vitamina K a destacar serían:

  • verduras de hoja verde (como la espinaca, el brócoli, espárragos, berros, col, coliflor, guisantes),
  • frijoles,
  • aceitunas,
  • colza,
  • soja,
  • carne,
  • cereales,
  • productos lácteos.

Alimentos vitamina K

La vitamina K se usa muchas veces para tratar los casos de sobredosis y excesos de anticoagulantes como la warfarina y para revertir los efectos de la warfarina antes de realizar una cirugía.

Otro uso, por desgracia muy común, es el tratamiento de intoxicación de animales domésticos, perros y gatos.

Sobredosis, alergias y efectos adversos…

Veamos ahora si sería posible un problema de sobredosificación o no…

La vitamina K natural es muy difícil que de problemas de sobredosis pero cuidado, la sintética sí puede resultar dañina. Esto hay que tenerlo muy presente porque no se debe tomar esta vitamina a la ligera y sin la supervisión de un especialista. Las dosis excesivas de vitamina K sintética pueden causar envenenamiento debido a que los residuos que deja se acumulan en la sangre causando una forma de anemia que se evidencia con un colapso de las células rojas de la sangre.

Entonces, ¿cuál es la dosis de vitamina K que necesitamos y que no sería perjudicial para el organismo?. En realidad no se ha definido el mínimo diario de vitamina K recomendado pero se cree que la ingesta óptima debe estar alrededor de 1 microgramo por kg de peso corporal, y mejor que sea captado por una dieta mixta.


Tipos de vitamina K y dosis diaria por compartircosasbuenas

Por otro lado, puede ser administrada por vía intravenosa o intramuscular y dar lugar (no tiene porque darse pero sí puede ser que ocurra) a una reacción alérgica anafiláctica y provocar un shock, infarto de miocardio, paro respiratorio e incluso la muerte. Por esta razón, estas vías de administración se deben evitar siempre que sea posible. Si se administra por vía intravenosa, la preparación debe ser diluida y la administración debe ser lenta bajo estricta supervisión médica.

Las reacciones de hipersensibilidad cutánea son raras aunque pueden aparecer con las inyecciones de vitamina K1. En estos casos suele aparecer una placa pruriginosa (que pica) con relieve.Suele desaparecer al cabo de uno o dos meses aunque muchas veces deja una cicatriz en el lugar en el que ha aparecido.

En algunos casos aparece un sabor extraño en la boca después de haber recibido inyecciones de vitamina K, aunque no tiene porque. Lo mismo ocurre con los mareos. Se ha dado algún caso en el que los pacientes se marean tras la inyección pero no suele pasar.

Se ha dicho sobre esta vitamina que cuando se subministra a recién nacidos aumenta el riesgo de que aparezca un cáncer pero hasta día de hoy no hay ninguna evidencia científica que apoye esta relación, así que no se puede confirmar que eso sea cierto. Es más, es algo que por ahora se cree bastante improbable, sin fundamento. Aún así, la administración de vitamina K en recién nacidos se recomienda sólo en las dosis indicadas, ya que cantidades excesivas pueden dar lugar a complicaciones graves como anemia hemolítica, hemoglobinuria, ictericia nuclear, daño cerebral o la muerte del bebé. Particularmente en los bebés prematuros.

Es más, en caso de estar embarazada se desaconseja el consumo de suplementos que contengan vitamina K ya que pueden aumentar el riesgo de ictericia en los recién nacidos. No queremos decir con ello que no se coman alimentos con vitamina K siguiendo una dieta equilibrada. Lo que no se debe hacer es suplementar la dieta con esta vitamina.

En cuanto a la lactancia, hay que tener en cuenta que de la vitamina K que se consume con los alimentos muy poca se transmite a los niños a través de la leche materna. Se desconoce si la cantidad de vitamina K en la leche materna se incrementa cuando las madres toman suplementos de vitamina K, pero la evidencia científica sugiere que hay poca diferencia o casi bien nula. Eso sí, hay fórmulas infantiles enriquecidas con vitamina K, y en estos casos sí que es muy importante un control médico y usarlas sólo en caso que éste lo indique.

About these ads
A %d blogueros les gusta esto: