Cómo curar una enfermedad inflamatoria del intestino (como la enfermedad de Crohn)

Crohn

Las EII son difíciles de detectar y diagnosticar. Por eso suele hacerse un tratamiento empírico, es decir, generalizado.

Por ejemplo, el tratamiento estándar de la enfermedad de Crohn es mesalazina y cortisona. Pero cabe recordar que la enfermedad de Crohn es solo la punta del iceberg, una reacción del cuerpo  en la que éste trata de defenderse. 

Por lo general, acaba necesitando la prescripción de algún inmunosupresor para cerrar “definitivamente” el problema.

En este vídeo podéis ver en más detalle qué son las las EII:


Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) por compartircosasbuenas

Porqué digo “definitivamente” ?:

Crohn, colon inflamado

1) porque el intestino grueso (como consecuencia de la enfermedad ) permanece inflamado y continúa empeorando.

2) porque si se verifica el punto 1, el procedimiento “natural” será cortar un trozo del intestino más o menos largo, y de todos modos volveremos al paso 1.

Las bacterias de nuestros intestinos desempeñan un papel crucial en nuestra salud y la dieta puede alterar significativamente el sistema inmunológico.

El azúcar alimenta las bacterias nocivas para la salud, y se dan más infecciones y hongos en el intestino. Todo esto puede dañar el sistema aún más que el impacto que tiene el azúcar sobre la resistencia a la insulina.

Hacer una dieta saludable y un estilo de vida saludable, permite que las  bacterias buenas se alimenten y hagan una verdadera “magia” sobre la salud. La gente aún no es consciente de ello porque no se insiste mucho en el tema, y sin embargo, es crucial para la salud.

Seguramente hayas leído en los periódicos y en Internet decenas de artículos que hablan de lo buenas que son las bacterias buenas (prebióticos/probióticos) para le cuerpo, tanto que son capaces de ayudar a una gran variedad de problemas de salud:

  • Obesidad,
  • Ansiedad,
  • Depresión,
  • Enfermedades del corazón,
  • Diabetes, etc.

Obviamente, los desequilibrios de la flora intestinal (conocidos como “microbioma”) se asocian en su mayoría con problemas intestinales, desde una ligera molestia hasta la inflamación intestinal severa, como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn.

Las enfermedades crónicas inflamatorias del intestino son un problema muy común.

¿Cuáles son las consecuencias de la enfermedad?

Para hacernos una idea la palabra que la resume sería invalidante. Veamos de forma más detallada los síntomas que se asocian:


La enfermedad inflamatoria intestinal- síntomas… por compartircosasbuenas

  • diarrea frecuente,
  • calambres abdominales y dolores
  • sangre rectal
  • pérdida de peso
  • fatiga
  • náuseas y fiebre…

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son enfermedades autoinmunes que pueden tener consecuencias graves si no se tratan.

Los síntomas asociados con estas enfermedades son causados por una inflamación de los intestinos, que a su vez aumentan el riesgo de obstrucción intestinal, absceso, perforación del intestino y cáncer de colon.

Las enfermedades intestinales también se asocian con la mala absorción y la desnutrición, que puede dar lugar a un trastorno óseo, fractura ósea. De hecho, la inflamación del intestino es un factor importante en la pérdida de masa ósea.

Los investigadores asociaron el leaky gut con problemas de articulación, ya que el intestino permeable permite que las bacterias y otras partículas extrañas entren en la sangre, y esto una causa principal de problemas en las articulaciones (como la artritis reumatoide).

El estilo de vida puede contribuir a la inflamación de los intestinos.

Se relaciona la enfermedad de la Chron con la presencia de una bacteria llamada Mycobacterium paratuberculosis, que evita que las células blancas de la sangre maten la bacteria E. coli,que está presente en exceso en los tejidos afectados de Chron.

Una de las principales vías por las que aparece la presencia de Mycobacterium es la leche de vaca. En los resultados del estudio se vió que el Mycobacterium avium paratuberculosis (MAP) estaba presente en el 92% de los pacientes con enfermedad de Crohn, en comparación con el 26% de los pacientes en un grupo de control. El MAP está presente en el 2% de las leches pasteurizadas a día de hoy.

Existen tantas buenas razones para limitar el consumo de leche (incluyendo sus azúcares naturales que promueven la resistencia a la insulina y previenen la cetosis nutricional…). Pero si aún quieres beber leche a toda costa y estás luchando contra alguna EII (enfermedad inflamatoria intestinal) al menos asegúrate de beber leche de vacas sanas, que hayan estado alimentadas sólo con hierba del prado

Otro dato a tener en cuenta es la presencia de aflatoxina, una micotoxina producida por Aspergillus que muchos afectados de Crohn tienen en su cuerpo.

Los pacientes afectados de Crohn tenían menos sintomatología si seguían una dieta libre de levadura, evitando especialmente el pan y la cerveza. Lee también Plantas para mantener el buen estado de los intestinos y el estómago.

También se asocia muchas veces las EII con la presencia de las bacterias Serratia marcescens y E. coli, junto con el hongo Candida Tropicalis. Como podemos ver, las bacterias tienen una fuerte influencia en la respuesta immunitaria.

Es más,  se sabe que las bacterias del tracto gastrointestinal pueden ser responsables de ciertas respuestas autoinmunes “super reactivas” (como la enfermedad celíaca o las alergias e intolerancia a ciertos alimentos).

Según la organización mundial de la salud, casi el 3% de los adultos y casi el 6% de los niños en el mundo son alérgicos a 70 alimentos diversos.

¿Cuáles son las alergias o intolerancias más comunes?

  • Gluten
  • Huevos
  • Soja
  • Nueces..

Podéis ver las alergias más comunes en España en el siguiente artículo ¿Cuáles son las alergias más frecuentes?.

Veamos qué hay que hacer y qué es lo que no deberíamos hacer en caso de EII, como la enfermedad de Crohn, colitis o cualquier inflamación intestinal.

1) Evitar cualquier cosa que pueda dañar nuestro microbioma

2) Seguir un estilo de vida antiinflamatoria que permita al microbioma poder prosperar tal como debe.

Para ello hay que evitar absolutamente:

  • Azúcares refinados y fructosa
  • Cereales de todo tipo
  • Alimentos industriales llenos de emulsionantes, conservantes, colorantes…
  • Antibióticos (y aquí también entran los que se usan en ciertas granjas así que aseguraros de que lo que coméis no ha estado tratado con antibióticos)
  • Agua rica en cloro y flúor
  • Lácteos (especialmente si han sido pasteurizados)
  • Plaguicidas agrícolas (tales como glifosilato)
  • Legumbres de todos tipos.

Todos estos alimentos le juegan una mala pasada a tus intestinos.

Simplemente hay que revisar la dieta y centrarse en comida de verdad (como la comida biológica de Km cero, la que compramos en verdulerías de las de toda la vida). Rechazar los alimentos llenos de conservantes y azúcar sería lograr hacer un gran paso adelante para la salud.

Tal vez no tengas un diagnóstico de que padeces una EII, pero sí tienes sospechas que algo está mal en tu sistema digestivo… ¿cómo puedes saber si las sospechas te indican que empieza a fallar el sistema por falta de bacterias buenas?. Os voy a dar una lista de señales que no se deben pasar por alto. Si tenéis estos síntomas, significa que las bacterias malas están quedándose a vivir allí y haciendo que las buenas se vayan. Aunque no exista aún el diagnóstico deberíais empezar a tomar medidas en cuanto notéis los síntomas:

  • Gases intestinales
  • Hinchazón
  • Diarrea
  • Dolores o malestar de cabeza
  • Cansancio
  •  Náuseas
  • Querer consumir azúcar y alimentos procesados

 

​​¿Cuáles son los alimentos que ayudan a prevenir y curar el síndrome del intestino irritable?


Tratamiento Tradicional de Enfermedades… por compartircosasbuenas

1. Alimentos fermentados

Sí o sí hay que volver a repoblar los intestinos con bacterias buenas. Para ello podemos comer alimentos fermentados y probióticos. Lee también Probióticos para el sistema digestivo.

2. Mirtilo (arándanos)

Es rico en antioxidantes, vitaminas y fibra. Los arándanos pueden proteger contra la inflamación intestinali. El efecto de los arándanos en este caso es doble ya que los polifenoles tienen propiedades anti-microbianas y anti-oxidantes, y cuando se combinan con probióticos, no sólo reducen la inflamación causada por las bacterias negativas, sino que también aumentan las bacterias buenas  (lactobacilos).

Además, la fibra de los arándanos no se degrada en el intestino grueso. Esto significa que las sustancias inflamatorias que pueden causar problemas se mantienen lejos de las paredes intestinales.

También tienen cierto efecto protector contra el cáncer, gracias a sus niveles de antioxidantes llamados pterostilbeno. Este componente inhibe los genes implicados en la inflamación, que es uno de los principales factores de riesgo para cáncer de colon. Son también una buena fuente de ácido elágico, que bloquea las vías metabólicas que pueden conducir a cáncer.

3. Aceite de coco

El aceite de coco es otro alimento clave si se sufre de síndrome del intestino irritable o la enfermedad de Crohn o ulcerosa. Tiene efecto antiinflamatorio y ayuda a sanar las heridas en el tracto digestivo, a parte de sus propiedades anti-microbiana.

4. Ácido caprílico

El ácido caprílico es un triglicérido de cadena media. Destaca por ser un potente antifúngico.

El Dr. Leon Chaitow, recomienda el aceite MCT en lugar del medicamento antimicótico clásico. (El ácido caprílico también produce cetonas muy rápidas, que son un combustible muy saludable y eficiente para el cuerpo).

5. Ácidos Grasos Omega 3

Qué decir sobre los ácidos grasos omega 3 que no haya dicho ya…

Son antiinflamatorios, regulan la inflamación de cualquier proceso. Son el comienzo y el final de cualquier terapia que pretenda erradicar un estado de inflamación crónica.

6. Vitamina D

De acuerdo… no son propiamente un alimento pero debo incluirlos porque junto con los Omega 3 podríamos considerarlos primordiales en estos casos. La vitamina D es un pedazo de los rompecabezas fundamentales para remitir el Chron.

Los niveles bajos de vitamina D se asocian con un mayor riesgo de Chron y reponer las existencias de vitamina D se ha demostrado que ayuda a los síntomas de la enfermedad. Una de las principales razones por las que debe obtener la vitamina D todos los santos días de nuestra vida es que ayuda a nuestro cuerpo a producir más de 200 péptidos microbianos que nos protegen frente todo tipo de infecciones, incluyendo el intestino irritabile.

Advertisements