Anuncios

Empieza la operación bikini. ¿Otro año lo mismo de siempre?

operación bikini
Fuente de la imagen: de.depositphotos

Si eres de los que cree que le sobra algún kilo te recomiendo que leas este artículo, en el que hablo de la famosa “Operación Bikini”, pero también de aquellos errores más comunes a la hora de hacer una dieta.

¡La operación bikini empieza ahora!

Ya ha llegado la primavera, el día se alarga, empieza a hacer buen tiempo, vamos quitándonos las capas de ropa de invierno, nos miramos al espejo, nos probamos la ropa del verano pasado … y, de repente , pensamos: “Tengo que hacer dieta!”. La operación bikini de cada ño aso la cabeza.

Esta es la esencia de la llamada “Operación Bikini”: darse cuenta de que falta un nada y menos para que llegue el verano y querer resolver rápidamente los excesos de todo un año. Pero ¿realmente estamos dispuestos a tener que hacer dieta cada año? La respuesta debería ser no. Lo que deberíamos hacer si necesitamos perder peso es hacer el esfuerzo una vez y que nos sirva para todos los veranos que han de venir.

Lo importante, efectivo y saludable no es el pedacito que podamos hacer dos meses antes del verano, sino realizar un cambio de hábitos alimenticios para estar en el peso correcto y tener un cuerpo con el que nos sintamos a gusto todo el año .

Para conseguir este cambio de hábitos necesitamos tiempo. Hacer dieta no significa pasarlo mal, pasar hambre y soñar con cruasanes de chocolate, sino que la dieta es nuestra alimentación del día a día, sea buena o mala. Para que esta dieta sea buena, muchas veces necesitamos recibir una educación alimentaria. Así como en la escuela de pequeños nos enseñaron matemáticas o lengua, nunca nos han enseñado a comer correctamente, por eso muchas veces necesitamos aprenderlo de mayores.

Crema Adelgazante Profesional 200 ml
Crema Adelgazante Profesional 200 ml

El objetivo, pues, de nuestra “Operación Bikini” no es una dieta restrictiva para perder los kilos a última hora, sino que debería ser la educación nutricional para adquirir hábitos alimenticios saludables, comer correctamente siempre y así no tener que hacer penitencia cada año cuando empieza a hacer buen tiempo.

Errores más comunes a la hora de hacer una dieta:

No ponernos en manos de un profesional. Muchas veces queremos perder peso por nuestra cuenta asesorados de forma incorrecta por lo que hemos leído en una revista o nos explicó una amistad. Pero cada persona es diferente y tiene unas necesidades concretas, por eso el nutricionista confecciona dietas personalizadas a las necesidades de cada persona.

Saltarnos alguna comida.

Muchas personas optan por no desayunar, pero entonces llegan a la comida con muchísima hambre y comen más de la cuenta. Están aportando al cuerpo una gran cantidad de energía que en ese momento no se utilizará y se acabará transformando en grasa. Cuanto más comidas se hagan a lo largo del día mejor.

Otras personas optan por no cenar o cenar sólo fruta. Este es un error muy extendido, ya que existe el falso mito de que eso es muy saludable y ayuda a adelgazar. Efectivamente la fruta es muy sana, pero su nutriente principal es la fructosa, un hidrato de carbono de absorción rápida, el cual nos aporta una energía inmediata, pero siempre y cuando la utilizamos en ese momento, sino se transformará en grasa y pasará a formar parte de nuestras reservas. Si cenamos sólo a base de fruta, probablemente comeremos más de una pieza, entonces la cantidad total de fructosa que aportamos al cuerpo será bastante elevada, al poco rato iremos a dormir y no habremos tenido tiempo de utilizar toda la energía. Si esto lo hacemos habitualmente, conseguiremos el efecto contrario, en lugar de adelgazar, probablemente nos engordaremos. Y si consumimos un exceso de azúcares de absorción rápida y tenemos cierta predisposición genética, podemos acabar desarrollando una diabetes tipo II.

Disminuir por nuestra cuenta las cantidades de los alimentos. Hay personas que piensan que si comen menos cantidad, se adelgazan. Y efectivamente, perdemos peso cuando nuestra ingesta energética es inferior a nuestro gasto, pero para hacerlo no debemos disminuir nuestra ingesta aleatoriamente, sino de forma controlada. Porque si no hay el peligro de ralentizar nuestro metabolismo, es decir, acostumbrar a nuestro cuerpo a gastar menos. Si esto ocurre, a la larga nos va a costar mucho más perder peso, ya que nuestro cuerpo se habrá convertido en un gran ahorrador: gastará muy poco y guardará mucho.

Salon De Adelgazamiento Ultraslim Pro, Cavitación Por Ultrasonidos.
Adelgazamiento Ultraslim Pro Homemedics, Cavitación Por Ultrasonidos.

Desterrar o suprimir determinados grupos de alimentos. El mejor método para perder peso y mantenerlo es la dieta equilibrada. Aquella que incluye todos los grupos de alimentos en unas proporciones adecuadas. Las dietas que eliminan por completo un determinado grupo de alimentos no son saludables ni equilibradas.

Comida pocas veces al día. Siempre se habla de que hay que realizar 5 ingestas al día. Todo depende de nuestros horarios, pero normalmente se recomienda hacer tres comidas: desayuno, almuerzo y cena, y dos en pequeñas ingestas: una a media mañana y una a media tarde, que nos permitirán llegar a la comida y la cena sin tener mucha hambre.

A veces pensamos que cuanto más veces comemos, más engordamos, pero es al revés, ya que comiendo a menudo vamos aportando a nuestro cuerpo la energía paulatinamente y éste la puede ir utilizando. En cambio, si le damos mucha energía de golpe, no la utilizará toda y el funcionamiento habitual del cuerpo es transformar los excesos en grasa para guardarlos como reserva.

Beber poco. Nuestro cuerpo tiene diariamente unas pérdidas importantes de líquido a través de la respiración, el sudor, la orina, las heces, etc. y éstas deben ser recuperadas tomando líquidos, ya sea en forma de agua, infusiones, caldos vegetales … Si realizamos una buena ingesta de líquido, tendremos una buena diuresis y de esta manera eliminaremos toxinas.

No realizar actividad física. Esta es la gran asignatura pendiente. Cuando nos planteamos realizar una dieta muchas veces estamos dispuestos a hacer algunos sacrificios alimenticios, pero no estamos en absoluto dispuestos a realizar actividad física y resulta que es imprescindible para conseguir unos buenos resultados. También es cierto que hay personas que realizan actividad física, pero no siguen una buena alimentación, lo que a la larga también puede ser perjudicial.

Obegrass Sobres
Obegrass Sobres. Adelgaza de forma saludable.

Podríamos decir que la dieta es el cincuenta por ciento del tratamiento, y la actividad física el otro cincuenta por ciento. Una cosa sin la otra no suele funcionar.

Substituir comidas por barritas, batidos … El proceso de realizar una dieta es sobre todo un proceso de aprendizaje, con el objetivo de facilitar al paciente todos los recursos necesarios, para que sea capaz de gestionar su alimentación de una manera equilibrada y saludable, en función de sus necesidades, a lo largo de toda la vida. Sustituyendo las comidas por barritas o batidos no estamos aprendiendo a comer, y cuando dejamos de tomar estos productos, -porque no podemos alimentarnos siempre de este modo, aparte de que es caro y aburrido-, probablemente volveremos a comer tal como lo hacíamos antes. No habremos aprendido a comer y no seremos capaces de mantener el peso que habíamos perdido.

Abusar de suplementos dietéticos, laxantes, diuréticos … Estos tipos de suplementos o medicamentos no los deberíamos tomar nunca por nuestra cuenta, porque muchos de ellos tienen efectos secundarios y siempre deben ser prescritos por un profesional cualificado y adaptándose al paciente.

Morirse de hambre. Si un día hacemos un exceso con la comida, no pensemos que sin consumir nada durante el día siguiente resolveremos el problema. Esta es una conducta poco sana y termina llevando a un efecto rebote en el peso y a problemas de salud. Para bajar de peso y mantenerlo, es necesario aprender a comer y no dejar de comer.

Querer resultados rápidos. Un error frecuente también es querer perder peso muy rápido. Nos despertamos tarde y todo son prisas, ya sea porque llega el verano y hay que ponerse el bikini o porque tenemos que ir de boda. Normalmente perder peso rápido suele ser sinónimo de recuperar el peso aún más rápido. Y es que el cuerpo necesita acostumbrarse al nuevo peso, por eso se debe hacer de una manera progresiva y controlada.

Realmente la “Operación Bikini” tal como nos la quieren vender es una falacia. Lo realmente efectivo y que nos servirá para siempre, es adquirir y practicar unos buenos hábitos alimentarios.

Advertisements
Anuncios
Acerca de Lihi Carethy 153 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: