Usar ácido hialurónico para tener una mirada más joven

Ácido hialurónico, ojos y cejas
Fuente de la imagen: Stock Adobe

Nuestra mirada cambia con los años pero podemos hacer que este cambio se ralentice y mantenerla más joven durante más tiempo . El ácido hialurónico es la clave.

Reír, llorar, parpadear, sorprendernos, mirar de reojo … son sólo algunos de los gestos que hacemos cada día y en los que están implicados los músculos de alrededor de los ojos. Esto, unido a la fragilidad característica de la piel de esta zona, convierte nuestra mirada en el marco principal en que toman posesión los primeros signos de envejecimiento, por eso es tan necesario aplicar cuidados específicos y recurrir a la cosmética de “enmascaramiento”.

Realizamos cerca de 20.000 parpadeos a lo largo del día; una piel dotada con pocas glándulas sebáceas, lo que la hace más seca, delicada y susceptible a los daños externos (frío, viento y sol); y una marcada propensión a la acumulación de fluidos. Estos son los principales rasgos de identidad que convierten el contorno de ojos en la zona facial de “alto riesgo” por antonomasia.

La genética importa

Muchas de estas peculiaridades se deben sobre todo a la herencia genética, tal como acaban de confirmar un grupo de expertos de la Universidad de Loma Linda, en California (EEUU). Los especialistas utilizaron un sofisticado método de obtención de imágenes faciales y modelos computacionales tridimensionales para medir los cambios producidos por el envejecimiento en el rostro femenino.

Para ello, examinaron 10 series de parejas de madres parecidas a sus hijas y así pudieron comprobar que las marcas del paso del tiempo en el rostro en general y en la zona del contorno de ojos en particular tienen un componente hereditario marcado. Concretamente, los autores del estudio descubrieron que la pérdida de volumen en el párpado inferior comenzaba cuando las mujeres tenían cerca de 35 años y continuaba progresando de una manera estable a lo largo de la vida. Todo esto podría abrir una nueva línea de investigación en el campo del rejuvenecimiento cosmético de esta área facial.

Pero, independientemente de la “carga hereditaria ocular”, lo cierto es que esta zona requiere cuidados específicos. Cuanto antes, mejor. Los expertos aconsejan incluir ya a partir de los 20 años un producto específico para el contorno de ojos en el cuidado facial diaria, sobre todo en los casos en los que se tenga la piel excesivamente seca, se fume o abuse del sol.

¿Porqué usar cremas espcíficas para el contorno de ojos?

Básicamente, la cosmética específica para el contorno de ojos se diferencia de la del resto del rostro en su formulación (sobre todo respecto a su textura, que suele ser más ligera, tipo gel) y en la forma de aplicación. En su composición incluye agentes hidratantes y nutritivos, protección anti UVA e ingredientes antiedad, que suavizan y reafirman la piel, mientras atenúan las líneas de expresión y las manchas. Entre estos ingredientes destacan:

   el ácido hialurónico: capaz de retener agua, actuando como relleno de las arrugas y las líneas de expresión;

   los péptidos: de acción estimulante, hidratante y rejuvenecedora;

   las proteínas naturales: refuerzan los sistemas naturales reestructurantes de la epidermis.

¿Cómo se debe aplicar?  

Respecto a la forma de aplicación de estos cosméticos, y teniendo en cuenta la fragilidad y poca espesor de la piel de esta zona, lo adecuado es extender el producto de una manera suave, con las puntas del dedo corazón, ya que este se adecua mejor al área del ojo que el dedo índice y, además, ejerce menos fuerza sobre esta área.

Hoy os queremos hablar del uso de ácido hialurónico que nos permite cuidar la delicada piel del contorno de los ojos. Y os preguntaréis ¿qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un componente natural del organismo, que tiene como objetivo captar y retener el agua en la piel. Actúa como una auténtica “esponja”, ya que es capaz de contener hasta 1.000 veces su peso en agua. Sin embargo, existen factores externos e internos que disminuyen la cantidad de ácido hialurónico que tenemos en nuestro propio organismo, lo que incide en el estado general de la piel.

Las propiedades del ácido hialurónico son:

   Hidrata la piel en profundidad.
   Evita la pérdida de agua cutánea.
   Tiene una acción protectora e hidratante en profundidad (si se combinan fragmentos de alto y muy bajo peso molecular).

El contorno de los ojos.

La piel del contorno de los ojos es la más frágil y fina de nuestra cara. Es una de las primeras zonas de nuestro rostro en mostrar los signos de envejecimiento con la aparición de pequeñas arrugas y marcas de cansancio. Con la edad se puede ralentizar la microcirculación sanguínea y linfática en todo su contorno, provocando la aparición indeseable de las ojeras y bolsas que se verá aún más acentuado con la deshidratación de la piel. Por ello es fundamental tener bien cuidada e hidratada esta zona, ya que se encuentra expuesta a muchos elementos externos (sol, frío, viento, humo, contaminación, ..).

Pestañas sanas o fuertes.

Las pestañas representan una parte muy importante de los ojos, ya que cumplen una función de protección ante posibles agresiones (polvo, arena, ..). Hay ciertos factores como un mal hábito de desmaquillarse con toallitas (siempre hay que desmaquillar con un desmaquillante de ojos), mala alimentación, falta de hidratación, la exposición del sol o simplemente por el paso del tiempo, hacen que las pestañas pierdan fuerza y ​​terminen provocando la rotura o caída haciéndolas más pobres.

Gracias a la combinación de ácido hialurónco en distintos pesos moleculares aumentan los niveles de acuaporinas de la piel. Pero, ¿cuáles son sus propiedades ?:

   Permiten la adecuada distribución del agua en todos los rincones de la epidermis.
   Son capaces de incrementar las reservas de agua dérmicas y epidérmicas.
   Mejoran la función barrera
   Ayudan a regular el proceso de descamación.

Consejos a tener en cuenta

La herencia, la falta de sueño, el exceso de grasa y, sobre todo, la retención de líquidos, hacen que se formen unas antiestéticas bolsas debajo de los ojos que, además de restar frescura a la mirada, añaden una buena cantidad de años en el aspecto.

Los productos específicos para bolsas (especialmente los que se presentan en forma de parche) son una solución formidable para descongestionar la zona en tiempo récord. Un truco para hacerlos aún más efectivos es introducirlos en la nevera unos minutos antes de utilizarlos: el frío acelera la eliminación de la congestión.

Utilizar también protectores solares para esta zona, ya sea con cremas que se puedan aplicar en el contorno de ojos con protección solar y/o con el uso de gafas de sol cuando salgamos a la calle.

Después es fundamental mantener una dieta sana y adecuada que contenga las vitaminas A, C y E, minerales como el zinc y el selenio, pigmentos como la luteïna i la zeaxantina y ácidos Omega 3, que son esenciales para la retina y para retardar el envejecimiento de las estructuras oculares. Por eso es aconsejable consumir verduras, fruta, pescado azul, marisco y frutos secos.

Si nos entra alguna sustancia extraña en el ojo es recomendable aplicar agua rápidamente en abundancia, sin frotar los ojos. Si los frotamos estaremos dañando tanto el contorno como el interior ocular.

Fuente: Xarxafarma y Dra. Barraquer

Acerca de Míriam Guasch 183 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: