Llegó la Operación Bikini! Mejores tratamientos para reducir y modelar el cuerpo eficazmente

Los días ya empiezan a mejorar y la temperatura va en ascenso paulatino. Es señal de que la primavera ya está aquí y que con ella se da comienzo a la operación bikini. De este modo entraremos en la época de calorcito y ropa ligera sin que nos pille con michelines ni celulitis.

Atención a todos, “operación bikini” no significa bajar rápido de peso!!!. Eso hay que tenerlo claro si queremos hacer las cosas bien. Esta época que cada año se repite a estas alturas es para mejorar el aspecto físico de forma sana cambiando los hábitos alimenticios, haciendo actividad física y recurriendo a tratamientos estéticos no invasivos. Los milagros no existen y aquellos que los prometen, engañan. Al tanto con eso porque la desesperación a veces hace que elijamos mal.

En este artículo veremos los tratamientos estéticos que más nos pueden ayudar cuando emprendemos nuestra misión, la operación bikini. Es una selección de los que mejores resultados nos aportan, más rápidos (que no significa de hoy para mañana), duraderos (otro punto clave en la elección del tratamiento y a la que deberíamos prestar más atención) y que además no ponen en riesgo nuestra salud.

Radiofrecuencia para tensar la piel

Los equipos de radiofrecuencia emiten ondas electromagnéticas que generan calor dentro del tejido para provocar cambios fisiológicos beneficiosos. Veamos qué tipo de cambios y porqué decimos que son beneficiosos.

   Estimula la producción de colágeno y elastina mejorando de inmediato la apariencia de la piel. Con este tipo de tratamiento se consigue una reducción notable de la flacidez. También cabe destacar que existen equipos que emplean tecnología de radiofrecuencia para eliminar depósitos grasos, lo cuál es ideal en caso de celulitis o grasa persistente. 

   Otro beneficio de la radiofrecuencia es que estimula el drenaje linfático, ayudando a eliminar acumulaciones de líquido y toxinas. Algo que todos deberíamos hacer al menos alguna vez al año.

Algunos de los aparatos más novedosos con radiofrecuencia son:

Velashape: emplea elōs, infrarrojos, radiofrecuencia bipolar, absorción con rodillos y vacuum. Con este tratamiento se pueden reducir algunas tallas y a su vez mejora la estructura y textura de la piel. Pensad que actúa sobre la grasa, toxinas y líquidos retenidos, de ahí que se reduzcan tallas.

Venus Freeze MP2: es una combinación de radiofrecuencia multipolar y pulsos magnéticos. Es muy eficiente reducir la grasa persistente, los adipocitos localizados. Permite modelar el contorno corporal y eliminar así la celulitis.

Ondas acústicas de choque

Son ondas acústicas de alta intensidad que ejercen una presión positiva y negativa sobre el tejido para conseguir un efecto de tracción. Se usan mucho en el ámbito de la estética corporal porque estimulan la formación de colágeno nuevo combatiendo eficazmente la flacidez, y a su vez reparan los tejidos gracias a su poder de neovascularización.

Generalmente se aplica después de sesiones de criolipólisis, ultracavitación o lipoláser porque aumentan la efectividad de dichos tratamientos. Se consigue intensificar la lipolisis (rotura de “pegotes” de grasa) de la zona tratada, tensar la piel y modelar el contorno del cuerpo.

HIFU Ultrasonidos Focalizados de Alta Frecuencia

La tecnología HIFU se emplea mayormente para combatir la flacidez en tratamientos faciales, pero también existen aparatos destinados a tratamientos corporales de tonificación y reducción del contorno.

El equipo emite energía ultrasónica de alta intensidad con efecto lupa, por lo que trabaja a gran profundidad, con precisión y sin causar daños al tejido.

Genera un importante aumento de la temperatura del tejido para conseguir la retracción inmediata de las fibras y la reestructuración de las moléculas de colágeno y elastina.

HIMFU

Es una alternativa a la ultra cavitación, reduce entre 1 a 3 centímetros por sesión.

Emplea ondas de ultrasonido multifocales para penetrar en el tejido adiposo y destruir las células grasas con un efecto termomecánico. Se usa mucho para zonas extensas del cuerpo como abdomen, flancos y piernas.

Ultracavitación

Tratamiento que ayuda a eliminar la adiposidad localizada de forma muy rápida y efectiva. Hace uso de tecnología de ultrasonidos de baja potencia para formar micro-burbujas en los adipocitos consiguiendo que se rompan y se liberen los ácidos grasos que contienen, los que posteriormente son excretados mediante heces y orina.

Es importante no tener colesterol alto, beber mucha agua antes y después de cada sesión, y no olvidarnos de hacer actividad física inmediatamente después de realizar el tratamiento.

Ondas rusas

Tratamiento muy efectivo para tonificar la musculatura y mejorar el contorno del cuerpo. Sirve para casos de hipotonía muscular pero también para reducir grasas.

Los equipos cuentan con programas predeterminados para diferentes necesidades. Es más, es tan personalizado que se puede hacer un programa o esquema a seguir que será diferente para cada persona a la que se realice, según sus necesidades. 

Drenaje linfático o presoterapia

Ambos tratamientos tienen como objetivo eliminar las toxinas favoreciendo el drenaje de líquidos acumulados en el organismo.

Es un tratamiento indispensable para combatir la celulitis y como complemento de otros que actúan sobre la lipolisis de las grasas.

Y esta es la lista de los mejores tratamientos que podéis elegir para lograr vuestra meta de operación bikini. Ah, y recordad que no se debe dejar todo para el último momento!!! Las cosas necesita su tiempo y constancia y ya he dicho antes que no se trata de magia, así que no funciona de un día para otro. 

Además, no todo se queda en los tratamiento, de nada sirve hacer la operación bikini si luego no mantenemos unos buenos hábitos de vida y alimenticios durante todo el año. Hay que elegir un momento del día ( al menos 30 minutos) y dedicarlos a hacer alguna actividad física, y eso todos los días del año, y acostumbrarse de tal forma que luego ya lo hagamos como aquél que se lava la cara por las mañanas, o se cepilla los dientes después de comer. Es la mejor manera, no sólo de lograr que los tratamientos que elijamos perduren más en el tiempo si no que necesitemos menos sesiones y que los resultados se obtengan mucho más rápido. Vagancia fuera que de nada sirve en esta vida!

Comenta en Facebook

Acerca de Míriam Guasch 194 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: