Cuidados para el uso de lentillas

La mayoría de la población padece alguna ametropía como miopía, astigmatismo o presbicia y son muchos los que optan por el uso de lentillas para solucionar estos problemas de visión.

Consejos para la higiene de tus lentillas

Tienes que tener en cuenta que mantener una buena higiene es esencial para el uso de lentillas y así prevenir molestias y posibles infecciones. La salud de nuestros ojos debe de ser siempre una prioridad.

En primer lugar, tienes que tener las uñas bien cortadas para evitar lesionarte a la hora de ponerte o quitarte las lentillas. Antes de manipular las lentes de contacto es imprescindible lavarse las manos con agua y jabón neutro, de esta manera evitarás posibles infecciones. Por otro lado, es sumamente importante que no las compartas con nadie bajo ningún concepto ya que el riesgo de infección es muy alto.

Cada vez que te las quites debes guardalas con su líquido especifico y en un estuche creado únicamente para este uso. Éste debe estar siempre completamente limpio y el líquido se debe cambiar cada día. Por lo general, el estuche se debe renovar cada dos o tres meses, o cada vez que abras un bote de líquido nuevo.

Consejos para usar bien las lentillas

Antes de colocarte las lentillas en el ojo comprueba su estado y así evitarás posibles daños en los ojos. Puede que la lentilla esté rota o sucia y dañe nuestras córneas. Si es así, debes cambiar la lente de contacto por una nueva.

A veces podemos notar pequeñas molestias en el ojo, sobre todo al final del día, por esto, no nos podemos exceder en el uso indicado ni dormir con ellas puestas, a no ser que se hayan adaptado específicamente para ello. Normalmente, estas pequeñas incomodidades desaparecen cambiando algunos sencillos hábitos como mantener el ojo bien hidratado o una correcta higiene. Como hemos dicho, es importante que nunca duermas con ellas ya que el riesgo de infección es elevado ya que éstas absorberán nuestra lágrima y se pegarán al ojo. Esto te producirá mucha sequedad ocular y te costará quitarte la lentilla del ojo con el consiguiente riesgo de algún tipo de lesión.

Tampoco es adecuado bañarte con lentillas ya que éstas están diseñadas para absorber y retener, por ello, absorberán toda el agua que las toque. Esto es un foco de infección para tus ojos ya que el agua contiene bacterias. Además, puede entrar jabón y crear molestas irritaciones.

Ahora ya sabes cómo debes cuidar la salud de tus ojos si llevas lentillas. Con unos sencillos cuidados el uso de lentes de contacto será muy cómodo.

Comenta en Facebook

Acerca de Míriam Guasch 201 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: