Vacaciones tranquilas con tu seguro de salud privado

Justo ahora es un buen momento para contratar un seguro privado de salud, no solo hay ofertas interesantes de seguros médicos cuando vencen las pólizas, ahora también hay descuentos y lo más importante, puede ser cuándo más se necesite. Sólo hay que pensar en los problemas de salud y accidentes ocurridos en verano, tanto accidentes en el agua, carretera, etc., como trastornos gastrointestinales o problemas cutáneos entre otros.

¿Y por qué un seguro de salud privado? Aquí te lo explicamos

Atención directa por parte del especialista. Se conoce que en la Seguridad Social antes de ser atendidos por un especialista hay que pasar por atención primaria o pediatra. Con un seguro médico privado, la historia varía de forma radical, ahorraremos tiempo y trámites y pasaremos a ser atendidos directamente por el mismo especialista.

No habrá lista de espera. La media para ser atendido por un especialista en España es de 66 días de espera y 89 para intervenciones quirúrgicas, en contrapartida los seguros privados tienen listas de esperas muy reducidas.

Cobertura nacional. En verano es común no encontrarse en el lugar habitual de residencia, las grandes aseguradoras médicas disponen de asistencia en cualquier punto de España, evitando así acudir a urgencias por la Seguridad Social, colapsando aún más su funcionamiento.

Cobertura internacional. Se cuenta con cobertura internacional en la mayoría de los seguros, tan solo con una llamada se da información del centro de atención médica más próximo. No hay necesidad de contratar un seguro de viaje añadido.

Seguro dental. No se puede subestimar los problemas dentales, ya que pueden derivar en graves infecciones. Los accidentes dentales infantiles aumentan en verano, por lo que es un tema a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro.

Variedad de horarios. En la Seguridad Social asignan un doctor, y tenemos que esperar a que esté de turno para atendernos. En un seguro privado se puede elegir las consultas y especialistas atendiendo a las necesidades horarias, e incluso a las preferencias en cuanto al médico en concreto.

Hospitalización cómoda. Un seguro privado permite contar con un acompañante día y noche, en caso de ser hospitalizado, proporcionando tranquilidad y confianza en momentos en los que más se agradece.

Segunda opinión. Hay seguros privados que ofrecen incluso una segunda opinión médica en caso de un dictamen dudoso.

Atención telefónica. No todos los seguros cuentan con este servicio, aunque es una prestación importante. Cuando hay niños en la familia los padres pueden dudar sobre ir al médico o no, con una llamada telefónica es suficiente, y lo mismo ocurre con personas con enfermedades crónicas.

Vacaciones: el mejor cargador de energía

Teniendo en cuenta todos los factores expuestos anteriormente, se conseguirá disfrutar tranquilamente de las tan merecidas vacaciones, necesarias para nuestra salud mental y física, para así comenzar la vuelta al trabajo con las pilas bien cargadas. Contratando un seguro médico haremos que, ni siquiera el azar, arruine el descanso en vacaciones.

El mejor asesor de salud

Hay por tanto razones de sobra para contratar un seguro en verano, las ofertas continúan en esta época. Atención a las coberturas, no todas las compañías ofrecen lo mismo, es imprescindible ser asesorado por un corredor de seguros experto en salud que trabaje con todas las compañías.

Vacaciones con salud

Comenta en Facebook

A %d blogueros les gusta esto: