Consejos tras someterse a una liposucción - Salud y Bienestar

Consejos tras someterse a una liposucción

Una liposucción es una cirugía estética que necesita ser realizada por auténticos profesionales. Dicha intervención quirúrgica consiste en extraer, mediante una máquina succionadora y a través de unas cánulas, la grasa que nos sobra.

Asimismo, una vez que hayamos decidido qué profesional médico realizará la operación, será de vital importancia que sigamos escrupulosamente todo lo que nos indiquen.

Este proceso operatorio es además uno de los más demandados a nivel mundial; no abarca solamente succionar grasa sino también se encarga de esculpir el contorno corporal en abdomen, caderas, mamas, cuellos, axilas, nalgas, brazos y rodillas.

Es por ello que una vez que hayamos salido del quirófano debe imponerse sí o sí un reposo absoluto de al menos 24 horas. Por otra parte, una vez transcurrido ese tiempo debemos empezar a movernos poco a poco varias veces al día. Los especialistas recomiendan hacer paseos de entre 20 y 30 minutos diarios.

¿Qué complicaciones existen?

Entre los riesgos principales se encuentra la aparición de hematomas o asimetrías, las más graves son la embolia: la grasa que se produce por un micro trauma en los vasos sanguíneos, migra a través del vaso traumatizado y causa la embolia en algún sector.

Del mismo modo, es importante resaltar que en toda práctica quirúrgica existe el peligro latente de una contaminación. Para que las cicatrices sanen bien, es ideal utilizar rosa mosqueta y, sobre todo, no tomar el sol durante los seis meses siguientes a la intervención, para así evitar manchas en el futuro. También es recomendable que una vez retirados todos los puntos, conviene darse masajes de moldeado al menos durante dos meses para que tengamos el mejor de los efectos.

Además, se debe seguir una dieta equilibrada para no volver a acumular con el tiempo las grasas que nos han quitado.

¿Qué se recomienda con la intervención?

  • Los ejercicios son importantes, estos podrán hacerse libremente después de un mes de realizada la cirugía, excepto aquellos que conlleven saltos como: aerobics, equitación, etc.
  • Del mismo modo, se debe aplicar el uso de medias de compresión fuerte o de una faja especial después de la cirugía. La misma debe usarse constantemente en las primeras semanas, tanto de día como de noche, retirándola por períodos cortos de tiempo para aliviar la sensación de       presión. Se debe tener especial cuidado en que no se formen pliegues que podrían provocar adherencias de difícil solución.
  • Los pacientes deben aplicarse un drenaje linfático manual, pues este logra acelerar la recuperación al permitir una absorción más rápida del edema y reducir eliminar las molestias postoperatorias.
  • A partir del segundo día se pueden dar duchas, siempre y cuando sean templadas. Debe evitarse el contacto con el agua excesivamente caliente o baños de larga duración.
  • La persona podrá reincorporarse al trabajo después de los 3 o 4 días de la intervención.
  •   Se puede conducir desde el mismo día de la cirugía.

El paciente debe evitar la exposición del sol de las cicatrices durante al menos un año. Para ello puede utilizar protector solar aproximadamente 20 minutos antes de la exposición al sol, repitiendo la aplicación cada dos horas.

Luego de realizarse esta operación es normal que durante las siguientes 24-48 horas salga de los orificios de los drenos gran cantidad de líquido ensangrentado que manchará el vendaje; esta secreción se debe a la salida de la solución anestésica con un poco de sangre. También es normal que exista cierta somnolencia.

Además, se puede llegar a sentir hiposensibilidad (acorchamiento) o hipersensibilidad (calambres, ardor) en algunas áreas tratadas que irán normalizándose en los dos o tres meses siguientes. También en dichas zonas se sentirán algunas molestias por lo que se deberá tomar la medicación analgésica recomendada durante cinco días como mínimo.

Pueden aparecer moretones que desaparecerán progresivamente entre 2 o 3 semanas dependiendo de donde se encuentren. A su vez, posible que exista un pequeño aumento de la temperatura (hasta 38.2 °) en las primeras 48 horas.

Al realizarse de manera adecuada estas recomendaciones y cuidados tendremos un proceso postoperatorio más tranquilo, confortable y llevadero. Además, es importante destacar que el resultado final depende, en gran parte, de cuidarse de forma correcta luego de hacerse dicha operación para que la misma sea exitosa. Los expertos afirman que el 50% del resultado de una liposucción depende del comportamiento del paciente.

Por: Claudia Tirado

Comenta en Facebook

Acerca de Míriam Guasch 208 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: