Directorio webs

Beneficios del drenaje linfático en estética

El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica de masoterapia sumamente beneficiosa para el cuerpo, tanto a nivel estético como para la salud. Tiene la capacidad de mejorar la circulación de la linfa, ayudando así al correcto drenaje de líquidos acumulados, eliminación de toxinas, proteínas y demás productos de desecho. Es una herramienta indispensable en el gabinete de estética coporal, tanto para paliar las molestias generadas por el edema o la sensación de piernas cansadas, como complemento de tratamientos específicos como los anticelulíticos y de reducción corporal. También es favorable para tratamientos faciales, ya que es capaz de drenar el líquido acumulado en bolsas bajo los ojos, disminuir las ojeras, rojeces y mejorar la oxigenación y nutrición del tejido, favoreciendo así la revitalización del mismo.

Beneficios del drenaje linfático manual

El drenaje linfático manual se basa en maniobras que imitan la natural circulación del líquido conocido como linfa. Abre los vasos linfáticos y permite que la misma fluya con normalidad desligando obstrucciones. Gracias a ello el organismo puede librarse de líquidos acumulados, desechos de procesos metabólicos, restos de proteínas,toxinas, y cualquier sustancia que ya no cumple ninguna función. De inmediato la zona tratada se nota mucho más desinflamada, sin rojeces, con mejor circulación sanguínea y la piel visiblemente mejorada gracias al mayor aporte de nutrientes y de oxígeno.

El drenaje linfático manual ofrece:

  • Una notable mejora en la circulación sanguínea y linfática
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Efecto relajante y de sedación
  • Normalización del flujo de la linfa reduciendo retención de líquido
  • Mejora en la vascularización de las fibras musculares

¿Cuándo es necesario el DLM?

El drenaje linfático manual es muy útil en casos de:
  • Retención de liquido
  • Linfedemas
  • Para mejorar la circulación sanguínea afectada
  • Edemas post traumatismo o postcirugía
  • Edemas generados por lesiones como quemaduras
  • En cicatrices queloides
  • Escaras
  • Brotes acneicos
  • Para combatir el estrés y el insomnio
  • Contra la alopecia
  • Como complemento de tratamientos antiedad
  • Para combatir la celulitis en sus diferentes grados
  • Para normalizar el tracto intestinal y reducir flatulencias
  • Para calmar cefaleas, migrañas y neuralgia del trigémino
  • Como ayudante para calmar dolores intensos y en casos de apoplejía
  • Para aliviar síntomas de resfriados, sinusitis, etc.
El drenaje linfático manual es una técnica excelente para mejorar la salud y la belleza en todo aspecto, pero no debe ser tomado a la ligera ya que una mala realización del mismo puede causar severas complicaciones.
Existen además contraindicaciones de este tratamiento, las cuales son:
  • Edemas linfodinámicos por desnutrición
  • Patologías renales
  • Flebitis, trombosis o tromboflebitis
  • Cáncer
  • Descompensación cardíaca
  • Infecciones agudas 
  • Varices tortuosas y con relieve
  • Crisis asmática
Para asegurar la eficacia del tratamiento, el DLM siempre tiene que ser efectuado por una persona capacitada, por lo que si quieres acceder a sus beneficios es recomendable que acudas a centros especializados y de trayectoria donde cuenten con profesionales en la materia. Daniela Montecchiarini
Comenta en Facebook

Acerca de Míriam Guasch 503 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: