Maternidad subrogada. ¿Por qué no? - Farmacèutica online

Maternidad subrogada. ¿Por qué no?

maternitat subrogda

La maternidad subrogada, o como se conoce de forma incorrecta tener hijos utilizando un “vientre de alquiler”, es una técnica de fecundación asistida que conduce a tener un bebé incluso en condiciones en las que, por
cualquier motivo, resulta imposible llevar a cabo un embarazo.

¿Qué es la maternidad subrogada?

En la maternidad subrogada, la madre portadora, o madre subrogada, lleva a cabo el embarazo en el nombre de otras personas (ya sea una persona o una pareja) que no pueden tener hijos, a quien se compromete a “entregar” el recién nacido después del parto. La madre subrogada puede ser la madre biológica del hijo o no. En el primer caso el óvulo es de la madre que se quedará embarazada, en el segundo caso, los dos gametos (óvulo y espermatozoides) pertenecen a la pareja que quiere tener hijos.

Sin embargo, también se puede utilizar la donación de óvulos o espermatozoides si las circunstancias lo requieren. Si la mujer también proporciona a la pareja su propio óvulo para ser fecundado por el espermatozoide del hombre, será la madre biológica del hijo. Aunque después lo entregará a la pareja.

La práctica de la maternidad subrogada está prohibida en muchos países,
incluyendo entre ellos España. “En España, está totalmente prohibido realizar proceso de subrogación materna o vientre de alquiler, ya que la filiación legal del menor está vinculada directamente con el parto y no por la vinculación genética”. Es decir, se considera que la madre de un hijo es la
que lo da luz, aunque no sea su progenitor biológico. Lo que se contradice
también las adopciones …

El hijo nacido de una madre subrogada es el hijo biológico de la pareja que
recorre si los gametos (óvulo y espermatozoides) les pertenecen, si en cambio se utiliza el ododonació o la donación de espermatozoides, será el hijo biológico de sólo uno de los dos. Si la donación es espermatozoide y ovocito la madre subrogada es también la madre biológica.

El debate sobre la maternidad subrogada

La subrogación de la maternidad se encuentra en el centro de un debate acalorado que ve los bandos opuestos. Para muchos, es una práctica que mercantiliza el cuerpo de la mujer y que hace que los niños sean una especie de chip de negociación. Para otros, es una posibilidad adicional que se ofrece a las parejas que no pueden tener hijos por ningún otro medio.

Una comparación que también concierne las posibles implicaciones psicológicas y legales de la maternidad subrogada. Para evitar futuras reclamaciones parentales de la mujer que lleva el embarazo, se firman contratos previos. Así la madre subrogada que fuera inicialmente la madre
biológica después no puede reclamar que ese hijo sea suyo. Incluso el retorno a los países de residencia puede causar problemas burocráticos en
cuanto a la ciudadanía del niño y el estado de nacimiento del recién nacido,
uno de los documentos que necesariamente debe mostrarse cuando vuelva a casa. En este sentido, Cataluña hace tiempo que se queja sobre la ausencia
de legislación precisa al respecto.

En algunos países es posible recurrir a la gestación subrogada sólo sobre la
base de un acuerdo voluntario, siempre que haya regulaciones en que se permite que la madre subrogada pueda recibir una indemnización a cambio de su contribución. También en este caso, normalmente, se toman medidas para evitar situaciones de explotación, empezando por el control sobre las agencias que gestionan todo el proceso (desde la elección de la madre subrogada hasta contactos con los padres, trámites médicos y burocráticos, etc.). Ahora bien, hay que tener mucho cuidado con las empresas con las que contactamos y tener las cosas bien claras del inicio a final.

Conocer en profundidad el lugar donde vamos a dar el paso y confirmar previamente que no sea ningún lugar donde se exploten a las mujeres ni dónde se quier hacer negocio ilegal. La maternidad subrogada es una ayuda para aquellas personas que por ningún medio pueden tener hijos, no un negocio de hacer dinero. Estamos hablando de ser humanos y de vidas que llevamos en el mundo.

Si no lo digo reviento …

Hay que asesorarse y asegurarse de que el lugar que elegimos cumplan todos los requisitos. No todo vale para tener hijos, y lo que no se puede hacer nunca es utilizar a la gente ni explotar a personas. Si decidimos dar este paso tan importante hay que asegurarse que todo sea legal, que todo el
mundo que participe sea consciente y lo haga de voluntad propia y con el
corazón en la mano, y sabiendo que aquel bebé deberá ser educado y tratado como hijo propio, con amor y cariño. Y sobre todo que la madre que
decide hacer este paso de ayudar a las parejas que no pueden tener hijos lo
haga realmente porque quieren ayudar, no por presiones, ni por dinero, ni
por nada que no sea un acto de buena fe.

Europa dice no a la maternidad subrogada

En Europa la maternidad subrogada está prohibida en casi todos los países
que forman parte. Entre las pocas excepciones se encuentran Portugal, Grecia y el Reino Unido, donde, sin embargo, sólo se reconoce la maternidad sustitutiva altruista, es decir, no pagada (pero a la mujer se le reconoce el reembolso de los gastos necesarios durante la gestación) .

En Rusia, los Estados Unidos (pero sólo en algunos estados) y en Ucrania, la
maternidad sustitutiva comercial también es posible, mediante una cuota.
La maternidad subrogada en Canadá sólo es posible si es altruista. Como se
hace en el Reino Unido.


Cuánto cuesta la maternidad subrogada

Los costes de la maternidad subrogada pueden variar mucho dependiendo
del país donde se haga, de la agencia que elija, del tiempo necesario y de los
intentos que se necesiten para lograr el embarazo. El proceso, en general, es
bastante caro y también puede incluir gastos adicionales por cuestiones
legales y burocráticas.

Los costos pueden variar de entre 20 y 30 mil euros hasta más de 100 mileuros, según el país al que se dirige. Unos precios no asequibles para muchos, también cabe decirlo. Es decir, que no todo el mundo que quiera ser padre y no pueda por ningún medio, puede encontrar en la maternidad
subrogada una solución a su problema para ser padres, porque ese dinero no los tiene cualquiera. Es decir, que está bien como método para padres que no pueden tener hijos pero es discriminatorio por el coste.

Be the first to comment

Tens alguna cosa a dir, preguntar o afegir? T'escolto :)

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.

UA-73882608-1
%d bloggers like this: